Construir la paz en la mente de los hombres y de las mujeres

De actualidad

Mírame, soy hermosa

bd_lookatme.jpg

© Patricia Willocq

Esta imagen de Patricia Willocq (Bélgica) forma parte de la serie de 15 fotografías “Mírame, soy hermosa” que ganó el premio Alfred Fried a la mejor fotografía del mundo sobre el tema de la paz 2015.

La serie representa la vida de una niña nacida de una violación, pasando por todos los grandes hitos de su vida: nacimiento, primeros pasos, primer día de clase, matrimonio, maternidad, etc

Patricia llamó a la niña Esther, y eligió como lugar de nacimiento Goma, una ciudad de la República Democrática del Congo que ha presenciado horribles crímenes de guerra y violencia sexual desde los años noventa. Esther tiene en cada foto un rol protagónico, mientras crece, siempre rodeada de hombres que la apoyan y la protegen. Los mismos hombres que en la realidad son los torturadores, en las fotos la protegen y le proporcionan el amor y la dignidad que merece.

Todos los niños que aparecen en las fotos en el “mundo real” son producto de violaciones, y todas las mujeres fueron abusadas sexualmente. Las fotografías de Patricia son deliberadamente escenificadas, casi al punto de ser irritantes y kitsch. Pero este enfoque atrevido tiende a provocar –la puesta en escena idílica devuelve la dignidad y la autoestima a estas mujeres, con sus ropas festivas y hermosas sonrisas.

“La serie es como un cuento de hadas africano”, estimó el jurado, “en el que los torturadores se convierten en protectores y el bien vence al mal. Una analogía para una buena vida, con derecho a la infancia, a la escuela, a una profesión, una familia, y a la autorrealización. No es una declaración humanitaria melancólica, sino una declaración orgullosa de que la paz es principalmente tolerancia, respeto y aprecio mutuo”.

Esta página del Correo de la UNESCO está dedicada al Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Sexual en los Conflictos (19 de junio de 2017).
 

.