Alfabetización: los escalones del desarrollo

El mundo entero va descubriendo mejor la urgencia y la importancia decisiva de una de las tareas esenciales de nuestro tiempo: procurar que se llene la brecha que separa a los países pobres de los que disponen de abundantes recursos. Es realmente trágico comprobar que mil millones de adultos no están en situación de poder contribuir eficazmente al desarrollo ni de beneficiarse plenamente de éste. A nuestra generación la del segundo milenario corresponde llevar a efecto esta gigantesca e imperativa empresa, cuyo alcance histórico ha de ponerse en evidencia al celebrarse el Año de los Derechos Humanos.

El Congreso Mundial de Ministros de Educación para la Liquidación del Analfabetismo, reunido en Teherán del 8 al 19 de septiembre de 1965, reconoció que la plaga del analfabetismo se extendía a la humanidad entera, era un atentado a la dignidad humana, entorpecía el desarrollo y levantaba obstáculos a la comprensión internacional, y puso vigorosamente de relieve la importancia decisiva de la solidaridad y de la cooperación internacional en la eliminación del analfabetismo.

Si la trágica desproporción entre los medios necesarios y los recursos disponibles para una empresa de esta índole no ha hecho más que confirmarse desde el Congreso de Teherán, han surgido, sin embargo, varios motivos de esperanza.

Los llamamientos de las más altas autoridades espirituales y morales de la comunidad internacional, la decisión de muchos gobiernos de hacer grandes esfuerzos en favor de la alfabetización, las manifestaciones del deber sacrosanto de solidaridad internacional que esa empresa impone a todos lo países, los comienzos optimistas del Programa Mundial de Alfabetización iniciado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura: todo esto abre nuevas perspectivas y suscita confianza y esperanza.

En nombre del Comité Consultivo Internacional de Enlace para la Alfabetización ante la UNESCO, tengo el honor de invitar solemnemente a las autoridades oficiales de los Estados Miembros de la Organización a que sigan el ejemplo de los Estados que ya han aportado una contribución voluntaria a la Cuenta Especial de la UNESCO para la alfabetización y de hacer un llamamiento a la opinión pública de sus países respectivos a fin de suscitar y estimular las iniciativas de los organismos públicos y privados que permitan acrecentar esa contribución.

El Comité estima que en el momento actual existen las condiciones necesarias para organizar un gran movimiento de solidaridad internacional que contribuya decisivamente a que se generalice la alfabetización en el mundo y permita, siguiendo la huella de las grandes conquistas democráticas de los siglos XIX y XX, asegurar el acceso de todos a la educación.

El Comité está convencido de que todos los gobiernos desearán participar en el feliz coronamiento de esta empresa capital para la dignidad y el progreso del hombre.

Achraf Pahlavi Presidente del Comité Consultivo Internacional de Enlace para la Alfabetización

Descubra este número. Descargue el PDF. 

Abril de 1968