Construir la paz en la mente de los hombres y de las mujeres

Escuelas en el desierto gracias a la Unesco: 40.000 chiquillos refugiados del Medio Oriente ejercen su derecho a la educación

Khan Younes situada en una de las rutas que atraviesan el desierto de Sinaí, fué una pequeña ciudad próspera en los confines de Palestina, que servía de etapa importante para los automovilistas procedentes de Egipto. Pero la guerra se abatió sobre Khan Younes y la ciudad - hoy en territorio ocupado por Egipto - apenas si comienza a renacer lentamente a la vida normal.

Algunos de sus habitantes han podido reemprender, su existencia anterior, pero miles de hombres y de mujeres sufren todavía las consecuencias trágicas de la guerra. Tiendas de campaña plantadas en pleno desierto abrigan a los refugiados y a sus familias: eso es la "aldea". Otras tiendas un poco mas lejos, forman el barrio de las escuelas:  Algunos centenares de niños, olvidando su miseria, van alegremente a estudiar allí.

El viajero que recorre esas "escuelas de campaña" no puede dejar de emocionarse con el espectáculo: hacinados en algunos banco estrechos, pero más frecuentemente sentados en la arena, los alumnos siguen atentamente la lección. Sus maestros han transformado en mesas viejas cajas de leche condensada y utilizan grandes piedras a manera de asientos. Con paciencia, incansablemente, se esfuerzan por inculcar a sus alumnos los elementos de la lectura y de la escritura.

Lea este número. Descargue el fichero PDF.

Febrero de 1951