The Book of Needs / El libro de las necesidades

En marzo de 1948, El Correo de la UNESCO anunciaba la reciente aparición del primer volumen de la publicación The Book of Needs (El libro de las necesidades), en la que se presentan análisis y listas de necesidades en materia de educación, ciencia y cultura en los países devastados por la Segunda Guerra Mundial, especialmente en Europa y Asia.

Este libro contenía muchas repeticiones: “La misma historia se encuentra repetida, vuelta a contar; lo único que varía algo es la decoración”, escribía en el prefacio el Director General de la UNESCO Julian Huxley, antes de enfatizar: “Tal vez, al ser plenamente conscientes de esta repetición se comprenderá mejor el enorme alcance […] de los problemas a los que el mundo debe enfrentarse.”

Para hacer frente a los problemas mundiales de hace setenta años, esta iniciativa de la UNESCO se parece en su lógica a la Agenda 2030 adoptada por la ONU en septiembre de 2015. Mucho más modesta, pero no menos audaz cuando se trataba de afirmar la voluntad de transformar el mundo y de asegurar un futuro mejor a las nuevas generaciones. Se trataba de hacer un balance de las necesidades y de dar pistas, pero también de organizar acciones concretas para satisfacerlas.

Precisamente en 2015, cuando la ONU lanzaba los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el artista peruano Fernando Bryce realizó una serie de dibujos en tinta inspirados en los números de El Correo de la UNESCO publicados entre 1948 y 1954. Al descubrir, a través de las páginas de la revista, el artículo sobre la publicación The Book of Needs, el título le pareció tan emblemático que lo tomó prestado para su serie.

Reproducimos en este suplemento unas cincuenta láminas, para conmemorar tanto el septuagésimo aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos como la aparición del primer número de El Correo de la UNESCO. Los dibujos están acompañados de breves extractos de los artículos originales, en las seis lenguas oficiales de la UNESCO.

“Debo decir que la revista es fascinante, un documento histórico fabuloso que trata de un momento muy especial en el que la idea de progreso venía genuinamente unida a toda una perspectiva”, declara Fernando Bryce en su entrevista publicada en el número de octubre-diciembre de 2018. Y el artista prosigue: “Aunque el mundo ha cambiado mucho, los temas que nos preocupan continúan siendo los mismos.”

Es cierto que muchas esperanzas del período de la posguerra se han hecho realidad en estos últimos setenta años. Pero también es cierto que muchas de estas páginas de El Correo, transformadas en obras de arte gracias a la pluma de Fernando Bryce, cuestionan la actualidad. Estos antiguos artículos aún hoy resuenan como llamadas de atención sobre el respeto de los derechos humanos, la igualdad de género, la diversidad cultural y la libertad de expresión. Vuelven a poner de relieve algunos desafíos de la educación, la ciencia, el medio ambiente y el desarrollo sostenible y siguen constituyendo una gran lección de historia en materia de cooperación internacional y de lucha por la paz.

Como recordaba la Directora General de la UNESCO Audrey Azoulay en ocasión del Primer Foro de El Correo de la UNESCO, el 12 de junio de 2018: “Si bien la UNESCO es realmente ese laboratorio excepcional de ideas que, desde sus primeros días, ha desarrollado, y sigue desarrollando, ideas que han logrado cambiar el mundo, El Correo de la UNESCO es ese medio excepcional que las ha transmitido, contribuyendo así a su implementación.” Basta, como ejemplo, este suplemento del número de octubre-diciembre de 2018.

Vincent Defourny y Jasmina Šopova

Descargue el suplemento completo aquí.

 

2018-5