De actualidad

20 años juntos: tres preguntas a Jean-Paul Agon

cou_01_18_agon_01.jpg

Jean-Paul Agon, presidente y Director General de L’Oréal.

Al celebrarse el vigésimo aniversario del programa L’Oréal-UNESCO La mujer y la ciencia, ¿cómo definiría la asociación entre L’Oréal y la UNESCO?

Para L’Oréal, la asociación con la UNESCO es única. En 1998, cuando lanzamos el programa L’Oréal-UNESCO La mujer y la ciencia, nuestra ambición era promover a las mujeres de ciencia mediante un premio científico de excelencia reservado a los talentos femeninos. Para lograrlo, buscábamos un socio que compartiera esta visión ambiciosa de una ciencia, y por lo tanto una sociedad, que fuera más inclusiva. La asociación con la UNESCO se impuso como obvia porque defendemos los mismos valores humanísticos y universales. Después de veinte años de colaboración, nuestro programa ha crecido magníficamente: no solo otorgamos cada año un premio a cinco científicas eminentes, en representación de un continente cada una, sino que también otorgamos becas a jóvenes investigadoras en 115 países. Juntos, en veinte años, hemos acompañado a más de 2.700 mujeres. La UNESCO es un socio valioso en la internacionalización del programa. Y la Fundación L’Oréal pone al servicio de esta gran causa sus capacidades y conocimientos para apoyar y acompañar a las mujeres investigadoras en cada etapa de sus carreras, darlas a conocer al público en general y destacar la importancia de una mejor representación de las mujeres en las profesiones científicas para resolver los grandes desafíos de nuestro tiempo.

 

¿Por qué es importante la causa de las mujeres científicas?

El mundo jamás ha sido tan cambiante e incierto como ahora. Vivimos una verdadera revolución tecnológica, social y ambiental, y enfrentamos desafíos sin precedentes. ¿Cómo podríamos privarnos de la contribución científica de la mitad de los talentos del mundo? ¿Cómo podríamos forjar un mundo inclusivo sin mujeres? Para enfrentar tales desafíos, así como la extraordinaria complejidad de nuestro tiempo, necesitamos todos los talentos disponibles, ¡y por supuesto los de las mujeres! Ahora bien, ellas aún están muy poco representadas en el ámbito científico, donde el llamado “síndrome de la barrera invisible” continúa siendo una triste realidad. Solo alrededor del 30% de los investigadores son “investigadoras”, y apenas el 3% de los premios Nobel científicos fueron a manos de mujeres desde su creación y ninguno en 2017. En L’Oréal, tanto dentro de nuestra empresa como en la Fundación, pensamos que es imposible un mundo sin la contribución de las mujeres.

¿Cómo puede el programa L’Oréal-UNESCO para las mujeres en la ciencia avanzar aún más en la causa por las mujeres científicas?

Desde hace veinte años, el programa L’Oréal-UNESCO para las mujeres en la ciencia se ha basado en el reconocimiento y la valorización de las científicas, para mostrar con el ejemplo que las mujeres tienen su sitio en las instituciones científicas. Esta afirmación es particularmente importante. La valorización de las mujeres cuyas carreras pueden constituir un ejemplo para otros (los estadounidenses llaman a esto role models –modelos a seguir– es fundamental para alentar y apoyar a las jóvenes en las profesiones científicas. Pero basta analizar las estadísticas para darse cuenta de que esto no es suficiente. Ciertamente, en los últimos diez años, la participación de las mujeres en la investigación ha aumentado en un 12%. Cada vez más mujeres ingresan en carreras científicas y representan aproximadamente la mitad del alumnado en los primeros años universitarios. Pero todavía siguen estando en gran medida excluidas de las más altas funciones: sólo el 11% de los cargos académicos de responsabilidad están ocupados por mujeres, como lo demuestra el Informe de la UNESCO sobre la ciencia hacia 2030, publicado en 2015. Si nuestro programa ha contribuido, sin duda, a concienciar y movilizar a la comunidad científica, debemos ir más allá. Tenemos que trabajar más con todo el ecosistema, es decir, con las instituciones y las autoridades públicas, pero también ... con los hombres. El gran mérito de la L’Oréal-UNESCO para las mujeres en la ciencia es que está lejos de ser sólo una causa de las mujeres defendida por mujeres: también consiste en permitir a las mujeres contribuir a configurar un mundo inclusivo, una condición para sociedades justas y equilibradas para todas y todos, capaces de responder a los desafíos del mundo actual.

Conozca más: 

Ganadoras de la 20ª edición del premio l’Oréal-UNESCO