Día Mundial de la Lucha contra el SIDA

1 diciembre

El 1 de diciembre de cada año, la UNESCO, ONUSIDA, patrocinadores y otros asociados unen sus esfuerzos para conmemorar el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA.

Aunque se han realizado progresos considerables para acabar con el SIDA como amenaza para la salud pública, la epidemia del VIH no ha sido erradicada y las personas jóvenes siguen expuestas de manera desproporcionada a este tipo de riesgo. En 2017, hubo unos 250.000 casos de infecciones nuevas de VIH en el mundo y 38.000 adolescentes murieron por causas relacionadas con el SIDA. A nivel mundial 1,8 millones de adolescentes viven con el VIH/SIDA.

La Educación Integral  en Sexualidad (CSE, por sus siglas en inglés) es esencial para que las personas jóvenes sean capaces de protegerse del VIH. La CSE también ayuda a que los jóvenes eviten los embarazos precoces y otras infecciones de transmisión sexual (ITS), les incita a que busquen información sobre cuestiones relativas a la salud y otros servicios de este ámbito, promueve los valores de la tolerancia, de respeto mutuo y la no violencia en sus relaciones, y de ese modo garantiza una transición sana hacia la edad adulta.  

La labor que lleva a cabo la UNESCO en el ámbito de la educación y el VIH, en particular mediante estrategias con miras a aumentar el acceso a una educación integral de la sexualidad de calidad y lograr una educación inclusiva en un entorno seguro, es parte esencial de la respuesta para hacer frente al SIDA a nivel mundial. La UNESCO apoya a los asociados y a las autoridades nacionales competentes del sector educativo para que puedan reforzar los planes de estudio existentes, así como adaptar sus contenidos y enfoques a los diferentes entornos locales.   

MESSAJE DE LA DIRECTORA GENERAL

“En este Día Mundial de la Lucha contra el SIDA, la UNESCO se suma al ONUSIDA y sus asociados para recordar que el conocimiento tiene un efecto protector. El tema de esta 30ª edición es “¡Conoce tu estado!”
El conocimiento protege. Independientemente de lo que se ha enseñado a los jóvenes acerca de cómo prevenir el VIH y acceder a las pruebas de detección, la educación sexual les brinda, además, la posibilidad de desarrollar las competencias necesarias para llevar una vida cotidiana más sana y segura. Un entorno escolar que tenga en cuenta las cuestiones relativas a la salud puede salvar a los jóvenes que viven con el VIH, al darles acceso a los tratamientos y permitirles seguirlos más fácilmente. Asimismo, el conocimiento es la mejor defensa contra la discriminación y la estigmatización relacionadas con el VIH.”

— Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO, con motivo del Día Mundial de la Lucha contra el SIDA

Descargue el mensaje completo: English - Français - Español - Русский -  العربية  - 中文