Construir la paz en la mente de los hombres y de las mujeres

Día Internacional de Conservación del Ecosistema de Manglares

26 julio

Los manglares son ecosistemas singulares, espectaculares y prolíficos que se encuentran en el límite entre la tierra y el mar. Estos ecosistemas extraordinarios contribuyen al bienestar, a la seguridad alimentaria y a la protección de las comunidades costeras de todo el mundo. Mantienen una rica biodiversidad y proporcionan un valioso hábitat de cría para peces y crustáceos. Los manglares también actúan como una forma de defensa costera natural contra las mareas de tormenta, los tsunamis, el aumento del nivel del mar y la erosión. Sus suelos son sumideros de carbono altamente eficaces, reteniendo grandes cantidades de carbono.

Sin embargo, los manglares están desapareciendo de tres a cinco veces más rápido que las pérdidas generales de bosques en el mundo, con graves impactos ecológicos y socioeconómicos. Las estimaciones actuales indican que la extensión de los manglares se ha reducido a dos en los últimos 40 años.

La UNESCO está comprometida a apoyar la conservación de los manglares, a la vez que promueve el desarrollo sostenible de sus comunidades locales. La inclusión de los manglares en las reservas de la biosfera, los sitios del patrimonio mundial y los geoparques mundiales de la UNESCO contribuye a mejorar el conocimiento, la gestión y la conservación de los ecosistemas de manglares en todo el mundo.

El Día Internacional de la Conservación del Ecosistema de Manglares, aprobado por la Conferencia General de la UNESCO en 2015 y celebrado todos los años el 26 de julio, tiene por objeto crear conciencia de la importancia de los ecosistemas de manglares como "un ecosistema único, especial y vulnerable" y promover soluciones para su gestión, conservación y usos sostenibles.

Proclamación del Día Internacional de Conservación del Ecosistema de los Manglares (pdf).
Français ǀ English ǀ Español ǀ Русский ǀ العربية ǀ 中文

MENSAJE DE LA DIRECTORA GENERAL DE LA UNESCO

"La salud de los seres humanos siempre ha dependido de la salud del planeta, pero, en el mundo cambiante de hoy, la importancia de los ecosistemas de manglares es si cabe más evidente. Sin embargo, se calcula que algunos países perdieron más del 40% de sus manglares entre 1980 y 2005, a menudo debido al desarrollo de las zonas costeras. (...) Estamos trabajando para proteger los manglares y para mejorar el apoyo a la investigación científica sobre estos entornos. Sin embargo, no podemos hacerlo solos. Necesitamos también el apoyo de cada cual.".

—  Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO, con motivo del Día Internacional de Conservación del Ecosistema de los Manglares 2021

Descargue el mensaje completo en formato PDF
English | Français | Español | Русский | العربية | 中文

Hechos y cifras

  • Los manglares son ecosistemas extraordinarios, situados en la interfaz de la tierra y el mar en las regiones tropicales, que ofrecen una gama considerable de bienes y servicios de los ecosistemas.
  • Aunque se encuentran en 123 naciones y territorios, los bosques de manglares son globalmente poco frecuentes. Representan menos del 1% de todos los bosques tropicales del mundo y menos del 0,4% del total de la superficie forestal mundial.
  • Los manglares están desapareciendo de tres a cinco veces más rápido que las pérdidas globales de bosques en el mundo, con graves impactos ecológicos y socioeconómicos.

Los manglares contribuyen al bienestar, la seguridad alimentaria y la protección de las comunidades costeras de todo el mundo.

  • Estos humedales boscosos son ricos en biodiversidad. Sostienen comunidades complejas, donde interactúan miles de otras especies. Proporcionan un valioso hábitat de cría para peces y crustáceos; una fuente de alimento para monos, ciervos, aves, incluso canguros; y una fuente de néctar para las abejas.
  • La gestión y la restauración de los ecosistemas de manglares es una forma viable y rentable de ayudar a garantizar la seguridad alimentaria de muchas comunidades costeras.
  • Las reservas de biosfera de la UNESCO constituyen un modelo excepcional para proteger estos ecosistemas. En  estas zonas, la UNESCO se esfuerza por aplicar soluciones basadas en la ciencia, en coordinación con las  comunidades locales e indígenas, a fin de aumentar la capacidad de la humanidad para hacer frente al cambio  socioecológico. De este modo estamos protegiendo manglares de todo el mundo: desde la reserva de biosfera de Ranong, en Tailandia, hasta la reserva de biosfera del delta del Salum, en el Senegal, pasando por la reserva de biosfera de Marawah, en los Emiratos Árabes Unidos.

Los manglares ayudan a mitigar el cambio climático.

  • Los ecosistemas de manglares son sumideros de carbono muy eficaces, que absorben grandes cantidades de carbono del suelo, las hojas, las ramas, las raíces, etc.
  • Una hectárea de manglar puede almacenar 3.754 toneladas de carbono; es el equivalente a sacar de la carretera a más de 2.650 coches durante un año.
  • Si se destruyen, degradan o pierden estos ecosistemas costeros se convierten en fuentes de dióxido de carbono. Los expertos estiman que las emisiones de carbono procedentes de la deforestación de los manglares representan hasta el 10% de las emisiones de la deforestación en todo el mundo, a pesar de que sólo cubren el 0,7% de la cobertura terrestre.
  • Los sitios marinos del Patrimonio Mundial abarcan el 9% de los activos mundiales de carbono de los manglares.

Los manglares actúan como una defensa costera natural contra las mareas de tormenta, los tsunamis, el aumento del nivel del mar y la erosión.

  • Los manglares desempeñan un papel importante en la reducción de la vulnerabilidad a los peligros naturales y en el aumento de la resistencia a los efectos del cambio climático.
  • Una franja de manglares de 500 metros reduce la altura de las olas en un 50 a 99%.