Atentar contra uno es atentar contra todos

Este informe narra 22 casos de buenas prácticas que se pueden leer aqui.

 

#EndImpunity(link is external)   #JournoSafe

 

Iniciativas Exitosas Para Proteger A Los Periodistas Y Combatir La Impunidad

La UNESCO se enorgullece de presentar la publicación de Larry Kilman, Atentar contra uno es atentar contra todos, que se enfoca en la forma innovadora y exitosa en que los medios de comunicación, los periodistas y las organizaciones de la sociedad civil se han unido para mejorar la seguridad de los periodistas y para luchar contra la impunidad, y cómo trabajan con éxito junto a los gobiernos en algunas ocasiones.

Si bien los Estados poseen la responsabilidad, principalmente, de proteger a los periodistas y de enjuiciar a quienes los agreden, los medios y la sociedad están realizando una intensa labor y aún hay mucho por hacer.

Este informe es una valiosa colección de las distintas iniciativas que se están llevando a cabo en este aspecto. «No está lleno de estadísticas y datos. Por el contrario, es una colección de historias narradas con palabras de gente entusiasta, que se dedican a proteger a los valientes periodistas aplicando medidas proactivas para que estén más seguros. Se ha escrito con la esperanza de que sirva de inspiración a otros para apoyar estos esfuerzos, tal vez duplicarlos, y crear consciencia de la importancia de esta labor», asegura Kilman.  

Esta obra, publicada por el Programa Internacional para el Desarrollo de la Comunicación (PIDC) de la UNESCO, servirá a la promoción de la seguridad de los periodistas, que es una de las prioridades actuales del PIDC en cuanto al apoyo de proyectos. El objetivo principal del programa PIDC, según el mandato de las Naciones Unidas, es el de monitorear los asesinatos de los profesionales de los medios y registrar los niveles de impunidad.

«En el mundo, en 2016, más de 120 periodistas y otros trabajadores de los medios de comunicación fueron asesinados por motivos relacionados con su trabajo, y más de 800 periodistas corrieron la misma suerte durante la última década», afirma Guy Berger, director de la División de la Libertad de Expresión y el Desarrollo de los Medios de Comunicación. Muy pocos de esos casos se han resuelto. Existen muchos otros periodistas que sufren acosos, agresiones físicas, encarcelamiento y censura. La cultura de la impunidad es intimidante: muchos deben exiliarse o guardar silencio.

Mantener a los periodistas seguros puede ser una propuesta cara. Desafortunadamente, estas amenazas ocurren en el momento en que los medios de noticias, especialmente los diarios, están atravesando una gran crisis financiera en sus modelos de negocios, por la cual ven reducidos sus ingresos, precisamente, cuando más se los necesita.

Para sortear estos inconvenientes, se crean nuevas alianzas y se realizan esfuerzos cooperativos. Los actores mediáticos y las organizaciones de la sociedad civil contribuyen cada vez más con la seguridad en el trabajo. Y surgen nuevas ideas de los que han sufrido la pérdida de algún colega y de los que están motivados por la necesidad de proteger al periodismo como un bien social.

Este informe narra 22 casos de buenas prácticas que se pueden leer aquí por separado. Recopila las historias de personas y organizaciones de cada zona que luchan para proteger la seguridad de los periodistas a nivel local.

Además, es parte de los recursos generales de la UNESCO sobre la Seguridad de los Periodistas que se encuentra a continuación. 

Datos de contacto : Alison Meston, a.meston@unesco.org