Día Mundial de la Libertad de Prensa 2017

Temas 2017

En un tiempo caracterizado por algunos como crítico para el periodismo, el Día Internacional de la Libertad de Prensa 2017 se enfocará en porqué el fortalecimiento de una prensa libre y de calidad es vital para permitir que los medios de comunicación contribuyan efectivamente al logro del Objetivo de Desarrollo Sostenible 16. Especialmente, la interrelación entre la libertad de expresión, la justicia para todos y la ley, la paz y la inclusión serán explorados.

Justicia para todos como un prerrequisito para la libertad de expresión y el desarrollo sostenible
La ley forma parte integral de una sociedad democrática e inclusiva. Esta protege las libertades fundamentales y es aplicada universalmente a cada individuo y entidad. Las instituciones débiles, un poder judicial débil y la falta de acceso a la justicia impiden considerablemente el desarrollo sostenible. Sin un ambiente legal y regulatorio que funcione bien, el público pierde confianza en el proceso democrático y ya no invierte en su futuro sostenible.
Solo cuando los medios de comunicación son libres, independientes y pluralistas, estos pueden asegurar que la ley sea aplicada y respectada en su totalidad. Por otra parte, solo un marco legal que garanticé la libertad de expresión y la libertad de información da la posibilidad que este tipo de sector mediático surja. Los medios de comunicación libres y el poder judicial independiente y efectivo juegan un papel de reforzamiento mutuo como pilares de la democracia.
Los periodistas no solo son grandes beneficiarios del atesorado derecho a la libertad de expresión, pero también son simboles de la medida en al cual una sociedad tolera o promueve la libertad de expresión. El estado actual de la seguridad de los periodistas mundialmente es desalentador: de acuerdo al Informe 2016 de la Directora General de la UNESCO sobre la Protección de los Periodistas y el Peligro de la Impunidad, a lo largo de la última década 827 periodistas y trabajadores de los medios de comunicación han sido asesinados. Aún más alarmante es el hecho que solo el 8% de estos casos han sido resueltos. Apoyado por la UNESCO desde el 2012, el Plan de Acción de Naciones Unidas sobre la Seguridad de los Periodistas y la Cuestión de la Impunidad sirve como una plataforma holística de múltiples partes en la cual estas cuestiones complejas son abordadas. Un gran progreso se ha logrado en el marco normativo global, en particular en foros internacionales y regionales, a pesar de que falta mucho que hacer.
Sistemas judiciales en todo el mundo necesitan ser fortalecidos con un enfoque en particular en proteger la libertad de expresión y la seguridad de periodistas. El llamado de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible por la paz universal es relevante a todos los elementos del planteamiento de los tres “P” en asegurar un ambiente mediático seguro. Prevención de violencia contra los medios de comunicación; Protección de periodistas en peligro; y Persecución de perpetradores de crímenes contra profesionales de medios de comunicación.
Promoviendo el potencial de los medios de comunicación como catalizadores de paz y entendimiento mutuo
Los medios de comunicación suelen jugar un papel central en situaciones de conflicto o de crisis. Los medios independientes, objetivos y neutrales pueden ayudar a disipar la tensión, promover el dialogo y contener el conflicto. En cambio, reportes parciales y falsos puede agravar. Cuando mal utilizados para propósitos de propaganda, los medios pueden contribuir a incitar odio y la divulgación de rumores. Por otra parte, en situaciones de conflicto y de crisis, los riesgos afrontados por los periodistas son significativamente múltiples. Una amenaza adicional a la paz, seguridad, derechos humanos y la justicia es la difusión de violencia extremista catalizado por grupos terroristas o extremistas. Estos grupos han utilizado los medios sociales como herramienta para la comunicación global y en tiempo real de mensajes de intolerancia.
La era digital ha mejorado las oportunidades para el acceso a la información, la creación y la distribución de conocimiento, facilitando el intercambio al igual que el dialogo intercultural. Sin embargo, la subido de discursos de odio en línea muestra que las tecnologías digitales pueden también cargar en sí una cantidad de obstáculos. Uno de ellos es encontrar el balance correcto entre la libertad de expresión en linear y el respecto a la igualdad y la dignidad humana. Combatir el discurso de odio y violencia extremista en línea requiere un planteamiento holístico que se dirija a la raíz de causas de tensión y división dentro de las sociedades. Los medios pueden proveer una plataforma para una multitud de voces y perspectivas que pueden ayudar al reforzamiento de la tolerancia, el dialogo y el pensamiento crítico. Ellos pueden también ofrecer contra-narrativas que desafían las ideas promovidas en narrativas violentas extremistas. Finalmente, el enfrentamiento de narrativas extremistas viene acompañado con el empoderamiento de usuarios de medios de comunicación con las habilidades necesarias para navegar el Internet, e interpretar, rechazar y reaccionar a mensajes de odio e incitación.
La libertad de expresión y la libertad de información fomenta sociedades más inclusivas
Capacitado por las tecnologías digitales, la participación pública en los medios de comunicación ha permitido una democratización de narrativas y dialogo intercultural. Sin embarga, la creciente demanda por más información ha dejado al descubierto el papel de los intermediarios de internet, el comprimo de fuentes confidenciales, el riesgo en términos de seguridad digital afrontado por los periodistas, además de aumento de discursos de odio y la brecha digital. La gran discrepancia de acceso a la información entre y dentro de países, al igual que entre hombres y mujeres, demuestra que la Era de la Información suministro las herramientas debidamente pero no concibió un mundo completamente conectado. A fin de aplicar universalmente la libertad de expresión y para que el desarrollo sostenible prospere, la información debe volverse disponible a todos sin restricciones. La competencia numérica es otro obstáculo en este sentido.
Al capacitar el empoderamiento de los ciudadanos, la libertad de información es un fundamento de la democracia participaría. También esta juega un papel esencial en promover instituciones responsables y efectivas que soportan la ley.
Los medios de comunicación son un actor importante en promover la inclusión social. Su potencial de promover el dialogo, reflejar la diversidad de opinión y perspectivas en la sociedad, y desafiar los estereotipos y tergiversaciones tienen que ser fomentado. El apoyo al pluralismo y la igualdad de género en los medios de comunicación es central en este proceso.
El concepto de la UNESCO de la “Universalidad del Internet” propone cuatro principios para un Internet inclusivo que puede contribuir al desarrollo de Sociedad de Conocimiento como fundamento para el desarrollo sostenible: los Derechos Humanos, la Apertura, la Accesibilidad, y la Participación de diferentes partes.
Solo una sociedad inclusiva, facilitada por medios de comunicación independientes y pluralistas y un ambiente seguro de los medios donde el libre flujo de información es fomentado, proporciona las condiciones necesarias para lograr un mejor futuro para todos.