Equidad

El acceso y el aprendizaje equitativos, en particular para las niñas y las mujeres, debe constituir el núcleo de los programas educativos para después de 2015, a fin de aprovechar plenamente el potencial de todas las personas.

La Declaración Mundial de Educación para Todos, aprobada en Jomtien (Tailandia) en 1990, y el Marco de Acción de Dakar (2000) establecieron una visión general: universalizar el acceso a la enseñanza para todos los niños, jóvenes y adultos, y promover la equidad. Lo que significa prever los obstáculos que puedan estorbar el acceso a las oportunidades educativas y definir los recursos necesarios para superarlos.   

La equidad en la educación es el medio de lograr la igualdad. Se trata de ofrecer a todos los alumnos las mejores oportunidades de alcanzar todo su potencial y de tomar medidas para abordar las situaciones de desventaja que limitan los logros en materia de educación. La equidad entraña un trato especial y medidas orientadas a contrarrestar las desventajas históricas y sociales que impiden que los estudiantes accedan a la educación y se beneficien de ella de manera igualitaria. Las medidas niveladoras no son intrínsecamente justas, pero se aplican para garantizar la justicia y la igualdad de resultados. 

Entre los menores no escolarizados y los adultos analfabetos, las niñas y las mujeres siguen siendo mayoritarias y sus oportunidades de aprendizaje están amenazadas por numerosos factores, tanto escolares como extraescolares.

Enlaces

Vídeo

Infografía

Equity in education infographic Spanish
 

Coorganizadores