Patrimonio en peligro

En una situación de conflicto armado o de catástrofe natural, el patrimonio se ve especialmente amenazado a causa de su vulnerabilidad inherente y del importante valor simbólico que atesora. La UNESCO y la comunidad internacional protegen la cultura apoyándose en una serie de convenciones culturales que se refuerzan mutuamente.

Con el fin de prevenir el tráfico ilegal y la destrucción del patrimonio cultural, la Organización coordina y cataliza la cooperación y los contactos entre actores nacionales e internacionales. Esta movilización ha permitido llevar a cabo acciones urgentes en Afganistán, Iraq, Haití, Egipto, Libia, Malí y Siria en periodos de conflicto o de guerra.

Las pérdidas de patrimonio en tiempos de crisis pueden privar a una comunidad de su memoria, del testimonio material de su pasado, pero también de un recurso tan preciado como el bienestar social y económico.

La UNESCO trata de sacar provecho de la fuerza positiva y unificadora del patrimonio para intentar prevenir conflictos, facilitar el retorno de la paz y su consolidación, y fomentar la reconciliación.