¿Quiénes somos? - Agua

El Programa Hidrológico Internacional (PHI) es el único programa intergubernamental del sistema de las Naciones Unidas dedicado a la investigación sobre el agua, la gestión de los recursos hídricos y la educación y la creación de capacidades. El programa, ajustado a las necesidades de los Estados Miembros, se ejecuta en fases de seis años, lo que permite adaptarlo a un mundo en rápida evolución.

El Programa Mundial para la Evaluación de los Recursos Hídricos es un programa de la UNESCO; elabora el Informe sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos en el Mundo (WWDR) a través de ONU-Agua.  ONU-Agua reúne 31 agencias de Naciones Unidas. El WWAP publica anualmente un WWDR centrado en un tema específico (por ejemplo «Agua y Energía» en el 2014) y un informe de síntesis global cada 5 años. Los temas de las ediciones del informe para 2016, 2017 y 2018, respectivamente, serán «Agua y empleo», «Aguas Residuales» y «Soluciones para el agua basadas en la naturaleza».

La red de Centros del agua establecidos bajo los auspicios de la UNESCO (Institutos y Centros de categoría 2) contribuye a los objetivos estraté- gicos del PHI por medio de contribuciones a las prioridades temáticas y geográficas en sus áreas de especialización temática, a nivel internacional y regional. Dichos centros están asociados con la organización por medio de acuerdos formales aprobados por la Conferencia General (contribuyendo a los objetivos relacionados con el agua del programa estratégico de la UNESCO, en beneficio de los Estados Miembros), a través del desarrollo de capacidades, el intercambio de conocimientos y la investigación. Actualmente, ante el reconocimiento de su valor, los Estados miembros reconocen el potencial de estos Centros, y dicha red crece con gran rapidez.

Con treinta y tres miembros, las Cátedras de la UNESCO y las Redes UNITWIN relacionadas con el Agua promueven la cooperación entre universidades y la creación de redes entre las instituciones de educación superior e investigación a lo largo del mundo, a través del establecimiento de puestos e iniciativas de enseñanza y de investigación. Su principal objetivo es fomentar el acceso al conocimiento en los campos relacionados con el agua, y que éste sea compartido, contribuyendo así activamente a la investigación, la formación y el desarrollo de las capacidades humanas e institucionales. A menudo, sirven como centros de pensamiento y para la construcción de puentes entre la academia, la sociedad civil, las comunidades locales, la investigación y los generadores de políticas, aportando información para las decisiones y generando innovación, al tiempo que contribuyen a enriquecer los programas universitarios existentes y fomentar la diversidad cultural.