Educación y cultura del agua: clave para la seguridad hídrica

Para cumplir con los desafíos identificados en los cinco temas previos es necesario continuar con los esfuerzos ya realizados, con el fin de mejorar y actualizar la educación hídrica en todos los niveles. En este contexto, la educación hídrica debe interpretarse en un sentido más amplio de las ciencias hidrológicas y las ciencias relacionadas. La educación hídrica, dentro de la octava fase del PHI, incluye un enfoque multidisciplinario e interdisciplinario cuyo objetivo es el de lograr avances en el conocimiento científico a través de la capacitación
de especialistas en ciencia, así como fortalecer y mejorar el sector hídrico a través de la formación de profesionistas en el sector y responsables en la toma de decisiones. La educación hídrica también involucra trabajar con profesionales de medios masivos y comunitarios, con el fin de mejorar sus capacidades para comunicar los problemas del agua de manera clara y efectiva. Además, el programa incluye estrategias de educación comunitaria que promuevan la conservación de los recursos hídricos a nivel comunitario, así como la generación de habilidades en las autoridades locales de coadministración de recursos hídricos. Finalmente, las acciones destinadas a integrar los recursos hídricos como un componente fundamental de los programas educativos desde el nivel prescolar hasta el nivel medio superior se consideran una parte importante de la agenda para la educación hídrica.

El mayor desafío que afronta la implementación de diversas áreas focales identificadas en este tema está relacionado con la necesidad de movilizar los recursos humanos adecuados para involucrarse en actividades de educación y formación de habilidades. No obstante el trabajo que se inició en la sexta fase del PHI (2002- 2007), así como la sustancial extensión que tuvo la séptima fase (2008-2013) en cuanto al campo de acción en el ámbito de la educación hídrica, durante la octava fase deben multiplicarse los esfuerzos para atraer y dar apoyo a científicos, catedráticos, maestros y líderes comunitarios en el sector hídrico, con el fin de alcanzar los objetivos del programa. En el contexto de este esfuerzo, la red de Centros Categoría 2 para el agua de la UNESCO desempeñan un papel importante.

Áreas Focales