Cambios en el sistema hacia enfoques de gestión integrada

La Gestión Integrada de Aguas Urbanas (GIAU) aspira a incorporar todas las partes del ciclo del agua y reconocerlas como sistemas integrados al mismo tiempo que considera la demanda de agua para consumo residencial, industrial, agrícola y ecológico. El enfoque de la GIAU surgió con base en la experiencia de que el enfoque tradicional había rendido resultados poco óptimos. Así, la GIAU abre la oportunidad de optimizar la totalidad del sistema de agua urbano y reducir el consumo de agua, y con ello sus costos y energía. Con el fin de mejorar la GIAU, es necesario llegar a un conocimiento más profundo de las interfaces e interconexiones entre los diferentes flujos de recursos en las ciudades; se requiere en especial del nexo agua – energía – alimento.

Las tecnologías para el cambio a las que hicimos referencia con anterioridad tienen que ir aunadas a un sistema amplio de cambio del sistema de agua urbana. No obstante el mejoramiento en el desempeño y eficiencia de las partes componentes de los sistemas de agua urbana, también se requieren cambios en todo el sistema. Es necesario que se reconozcan las relaciones de alto nivel entre recursos hídricos, energía y uso de suelo en un mundo urbanizado. El objetivo general de esta área focal es el de explorar los enfoques integrados que garanticen la necesidad de cambios en el sistema a través de los enfoques de manejo integrados. Lo anterior consta de cinco actividades: gestión integrada de aguas urbanas (GIAU), metabolismo urbano, enfoques flexibles y adaptativos, diseño urbano con sensibilidad hacia el agua y transición.

Objetivos Específicos

  • Estudiar las posibles aplicaciones de un diseño flexible y adaptativo para el manejo de las aguas urbanas; identificar caminos relevantes y proponer formas y medios para desarrollar y aplicar con sentido estos conceptos en ciudades con distintos ambientes socioeconómicos, culturales y físicos, considerando las posibles consecuencias de los cambios internacionales, incluyendo los cambios demográficos, climáticos, de uso de suelo, así como en los patrones de consumo y los avances tecnológicos. La presencia de áreas urbanas y periurbanas marginadas se integrará al análisis, considerando las implicaciones institucionales, sociales y económicas.
  • Realizar estudios comparativos de modelos de metabolismo urbano que resulten pertinentes para el manejo de las aguas urbanas y su posible aplicación.
  • Compilar y analizar casos donde el diseño urbano sensible con el agua haya sido aplicado desde sus inicios durante más de veinte años; evaluar el estado del arte, incluyendo recuperación de corrientes urbanas, y recomendar las aplicaciones pertinentes, particularmente en ciudades del mundo en desarrollo.
  • Identificar las características de modelos de transición existentes: principios, objetivos, alcance e información requerida; seleccionar estudios de caso con descripción de escenarios presentes y deseados y evaluar resultados de la aplicación de los modelos, incluyendo la posibilidad de “avanzar a saltos” para acelerar el desarrollo, particularmente en países en vías de desarrollo.
  • Apoyar actividades regionales y cooperación inter-regional en aspectos que se abordaron en el marco de esta área focal, incorporando iniciativas regionales pertinentes como SWITCH-in-Asia y las aportaciones de los centros regionales e internacionales vinculados con el agua bajo los auspicios de la UNESCO o del Instituto IHE-UNESCO para la educación hídrica.