Oportunidades en ciudades emergentes en países en desarrollo

En los próximos 40 años, se agregarán aproximadamente 110,000 nuevos residentes urbanos diarios a ciudades nuevas y a las ya existentes en todo el mundo. La mayor parte del crecimiento poblacional urbano no ocurrirá en las megaciudades como muchos podrían pensar, sino en las ciudades y poblaciones pequeñas, particularmente en los países de ingreso bajo y medio. Esto marcará la segunda ola de urbanización con poco más de 50% de la humanidad viviendo en áreas urbanas a la fecha. En este momento los asentamientos urbanos en los países en desarrollo crecen cinco veces más rápido que sus homólogos en los países desarrollados. En África, muy pronto la población superará los mil millones de personas y se espera que llegue a los 2 mil millones de personas para el 2050 (Informe de las Naciones Unidas, 2009). El crecimiento poblacional y la urbanización van de la mano. El crecimiento de la población incrementa la densidad y crea una mayor aglomeración urbana.

Estas ciudades emergentes cuentan con infraestructuras e instituciones inmaduras, lo cual ofrece una gran oportunidad para hacer las cosas de una manera distinta. Aunque frecuentemente se presenta a las etapas de desarrollo como un modelo de progresión lineal, las ciudades emergentes pueden seguir trayectorias transversales al continuum, por lo que podrían brincarse algunas de las etapas dependiendo de las circunstancias. El propósito general de esta área focal es explorar los caminos de transición por medio de saltos cualitativos para ciudades emergentes en países en vías de desarrollo, sin alterar la trayectoria lineal de los sistemas tradicionales de gestión de recursos hídricos urbanos.

Objetivos Específicos

  • Elaborar una revisión del estado del arte de los sistemas de aguas urbanas en países en desarrollo, de su evolución y limitaciones (físicas, técnicas, institucionales, financieras, políticas, sociales); identificar instituciones nacionales responsables así como instituciones de cooperación internacional pertinentes, organizaciones regionales e intergubernamentales y las organizaciones no gubernamentales.
  • Caracterizar una sección transversal representativa de distintas ciudades, considerando tamaño y condiciones ambientales, sociales, culturales, institucionales y de desarrollo, así como los aspectos pertinentes para el manejo de aguas urbanas.
  • Desarrollar un conjunto de criterios para identificar las ciudades que podrían presentar condiciones favorables para un rápido desarrollo hídrico urbano y dar el “salto” para un manejo integrado de aguas urbanas y llevar a cabo un proyecto piloto de cooperación con las instituciones y gobiernos pertinentes. Identificar aquellos elementos susceptibles de réplica en países en desarrollo ubicados en otras regiones del mundo.
  • Organizar una serie de eventos bien diseñados en países y subregiones objetivo, con el fin de obtener respuestas significativas de las partes interesadas a las actividades previamente señaladas, para impartir sesiones de desarrollo de capacidades; lo cual requerirá coordinación estrecha con las autoridades locales, organizaciones regionales como el AMCOW (Consejo Ministerial Africano sobre el Agua, por sus siglas en inglés) y organismos de las Naciones Unidas como UN-Habitat.