Ética en la Ciencia y la Tecnología

Desde los años 70, la UNESCO se esfuerza en promover la reflexión internacional sobre ética en las ciencias de la vida. En la actualidad, la Organización continúa estableciendo y reforzando vínculos entre especialistas en ética, científicos, legisladores y sociedad civil para ayudar a los Estados Miembros a desarrollar políticas correctas y razonadas sobre las cuestiones éticas en la ciencia y la tecnología.

La UNESCO cumple las funciones principales siguientes:

Laboratorio de ideas – Los foros de reflexión multidisciplinares, pluralistas y multiculturales sobre ética en la ciencia y la tecnología permiten afrontar los nuevos desafíos éticos. Se trata de:

Actividad normativa – La UNESCO es pionera en el desarrollo de normas tales como:

Centro de intercambio de información – desarrolla y amplía el Observatorio Mundial de Ética (GEObs), referencia mundial y gratuita de datos actualizados sobre instituciones, expertos, legislaciones y programas de educación en ética.

Desarrollo de competencias – ofrece a los Estados Miembros las herramientas y el apoyo técnico necesarios para mejorar sus infraestructuras éticas nacionales:

Catalizador de la cooperación internacional – coopera con las partes interesadas a nivel internacional en el ámbito de la ciencia y la tecnología, y fomenta la coordinación entre los diferentes actores mediante el Comité Interinstitucional sobre Bioética de las Naciones Unidas.