El programa de Desarrollo de Capacidades para la Educación (CapED)

caped-cover-page.jpg

© UNESCO/M.Hofer

El enfoque del programa CapED

El desarrollo de capacidades es la fuerza motriz del programa CapED, su propósito y la modalidad operativa en torno a la cual giran todas las intervenciones. Se trata de una inversión a largo plazo para sentar las bases de un cambio duradero, mediante actuaciones diseñadas para tener éxito, ser sostenibles y evolucionar con el tiempo. La sostenibilidad en materia de desarrollo de capacidades es la suma de los siguientes factores:

Participación nacional

Sólo se puede garantizar el éxito del desarrollo de capacidades cuando el compromiso en el plano nacional queda reflejado en la manera en que los distintos agentes involucrados en el país lo internalizan. Partiendo del enfoque holístico de la UNESCO en materia de educación, el programa CapED extiende la noción de apropiación nacional para englobar a todo el elenco de partes interesadas en el plano nacional. Así, el liderazgo desde las instancias superiores garantiza el compromiso político y la implicación de los interesados, mientras que la participación activa del personal educativo y de los diversos agentes de los ámbitos directivo intermedio y descentralizado garantiza su apoyo y la realización de cambios significativos en el terreno.

Creación de alianzas y armonización de esfuerzos en aras del desarrollo

Las alianzas entre socios y la coordinación son esenciales para mejorar la coherencia, evitar las repeticiones y contribuir a la utilización más eficaz de los recursos, tanto humanos como financieros. Los procesos participativos del programa CapED tienen como objetivo fomentar las alianzas y crear sinergias a todos los niveles. El programa da prioridad fundamentalmente a la creación de un entorno propicio para la colaboración, ya sea para complementar esfuerzos, difundir prácticas innovadoras o extender el alcance de las diversas actuaciones mediante recursos novedosos. En primer lugar, el programa CapED colabora con los principales asociados en materia de desarrollo y participa activamente en los grupos locales de educación o en los grupos que abarcan la totalidad de los ODS, a la vez que facilita la coordinación de la comunidad educativa en su conjunto l a nivel nacional. En segundo lugar, el programa CapED respalda el liderazgo del gobierno para que armonice las diferentes variantes de apoyo técnico entre los diversos asociados y partes interesadas. Esta asistencia técnica incluye los compromisos y las subvenciones de la Alianza Mundial para la Educación (GPE, por sus siglas en inglés), así como la participación en distintos procesos desde las revisiones y el desarrollo de planes sectoriales a la implicación en grupos locales de educación.

Asistencia  a múltiples niveles

El desarrollo de capacidades ocurre a tres niveles diferentes: individual, organizacional e institucional. Al aplicar este principio, el programa CapED garantiza que el desarrollo de capacidades no se limite a la formación de personas, sino que incluya también cambios más amplios.

Las cinco etapas del enfoque

Las cinco fases del enfoque adoptadas por el Programa CapEPT en 2010, constituyen un elemento indispensable para la trascendencia de las actuaciones emprendidas por el programa. Mediante estas etapas, el CapED sigue garantizando la apropiación del programa en el ámbito nacional y la creación de alianzas, de modo que se fomente un entorno en el que cada país define sus propias prioridades y necesidades, a la vez que dirige el proceso para hacer frente a los desafíos determinados.