El programa de Desarrollo de Capacidades para la Educación (CapED)

caped-cover-page.jpg

© UNESCO/M.Hofer

Ejemplos de países en donde se aplica el programa CapED

A continuación, presentamos algunos casos que ilustran las actuaciones en diferentes países para cada uno de los ámbitos temáticos del programa CapED. Para obtener más información sobre las acciones puntuales en curso en alguno de los 26 países, puede contactarnos en la dirección de correo electrónico siguiente : CapED@UNESCO.org.

Reforzar las políticas, planificación y reformas del sector educativo

  • Programa piloto destinado a fortalecer el cumplimiento del ODS 4: Del compromiso a la acción llevado a cabo en 10 países

Mediante el programa experimental del CapED ligado al cumplimiento del ODS 4, la UNESCO apoya la elaboración de nuevos planes educativos en Haití, Madagascar, República Democrática del Congo y Senegal, asegurando así una mayor vinculación de estos países con los compromisos del ODS 4. En Afganistán, Camboya, Myanmar y Nepal, donde ya se habían aprobado, después de un complejo proceso de participación, nuevos planes, el programa CapED ha identificado otras maneras de integrar la perspectiva s del ODS 4 a largo plazo. En 2016, el programa CapED prestó asistencia para la elaboración de orientaciones técnicas con el fin de ayudar a las autoridades nacionales en el proceso de ejecución de la agenda para la consecución del ODS 4. Además, se completaron diversos estudios analíticos del sistema jurídico de cada uno de los países piloto en lo tocante al derecho a la educación. El IEU elaboró un módulo de capacitación del programa CapED para la formación continua de los equipos responsables de las estadísticas nacionales. Este programa permitirá a los países evaluar sus fuentes de datos, la calidad de los mismos e identificar así sus necesidades en el ámbito del reforzamiento de capacidades en lo relativo a la elaboración y análisis de datos estadísticos.

  • Políticas, planes y reformas del sector educativo nacional

En Myanmar, el programa CapED secundó el proceso de revisión del sector de Educación en 2012, el primero de esta índole desde 1992. Esto condujo a la creación de un plan educativo cuantificado basado en datos empíricos. La restructuración del Sistema de Gestión de la Información Educativa (EMIS) y el perfeccionamiento de la base de datos en materia de educación se convirtieron en una prioridad para el Ministerio de Educación, que contó con la colaboración de la UNESCO liderando estos esfuerzos.

Fomentar el desarrollo de competencias para el trabajo y la vida

  • Desarrollo de políticas relativas a la EFTP, la alfabetización y la enseñanza no formal (ENF)          

En Madagascar, el apoyo de la UNESCO iniciado en 2012 tuvo como consecuencia que se adoptara una política nacional en materia de empleo y formación vocacional para el periodo 2016-2021. Una nueva ley centrada en reformar la gestión de la EFTP tiene como objetivo aumentar las oportunidades de encontrar un trabajo digno y luchar contra la pobreza potenciando una EFTP que responda a la demanda del mercado laboral. El programa CapED ha trabajado también en estrecha colaboración con el gobierno de Bangladesh a fin de apoyar la Educación No Formal (ENF), obteniendo como resultado la ley sobre ENF de Bangladesh, una herramienta fundamental para institucionalizar la ENF que abarca reglas y regulaciones en materia de convalidación de estudios, la oferta de programas relativos a la ENF y la formación de docentes de ENF.

  • Empleo juvenil y desarrollo del emprendimiento

En Madagascar, el programa CapED se centra en la integración de los jóvenes no escolarizados de las zonas rurales en el mundo laboral, mediante el fortalecimiento de determinados centros de EFTP y la identificación de los motores locales de crecimiento económico para mejorar la oferta de EFTP. En 2016, esto hizo que aumentara en 1,500 la cifra de graduados (de los cuales un 35% mujeres), incrementándose la cantidad total en 2,500 desde que en 2014 comenzaron los talleres de formación en los que se combinan competencias básicas, vocacionales y para el emprendimiento.

  • Competencias de alfabetización para garantizar la autonomía de las niñas y las mujeres    

En 2016, 460 beneficiarios (de los cuales el 80% eran niñas y mujeres) pertenecientes a grupos marginados en 11 distritos en Nepal participaron en los programas de alfabetización y de reforzamiento de capacidades en Centros Comunitarios de Aprendizaje y grupos de mujeres respaldados por el CapED. Se documentó el conocimiento indígena de las comunidades marginadas, utilizado como base de datos para la elaboración de programas de aprendizaje innovadores y adaptados a contextos específicos que beneficiarán a más de 1,200 personas.

Mejorar la calidad mediante la formación de docentes

  • Políticas de docentes

El programa CapED, basándose en la evaluación de las cuestiones relativas a los docentes en Uganda, contribuyó a desarrollar los perfiles de competencias de los docentes y a crear un marco de formación de futuros docentes, presentado en 2016. También respaldó la formulación de la primera política integral relativa a los docentes en Uganda, cuya adopción está prevista en 2017.

  • Formación docente

En la República Democrática Popular Lao, en colaboración con el Ministerio de Educación y Deportes, el programa CapED formó a 2,000 docentes (de los cuales el 60% eran mujeres) en la enseñanza de la lengua lao entre el primer y tercer grados. Los estudiantes de prácticas representaron a 1,886 escuelas primarias de las 18 provincias del país, muchas de las cuales son pluriétnicas y plurilingües.

  • Perspectivas de igualdad de género

Con uno de los niveles más altos de pobreza y una de las tasas de matrimonios y embarazos precoces más importantes del mundo, Níger se enfrenta a difíciles desafíos en lo relativo a la participación de las niñas en la educación. Con el objetivo de reducir la brecha entre ambos sexos y de mejorar el rendimiento de las niñas, el programa CapED formó a 130 docentes y directores de escuelas secundarias en las cuestiones relativas al género en las disciplinas científicas. Los participantes representan a 15 escuelas secundarias previamente designadas como instituciones piloto donde 20,700 niñas (el 40% de la totalidad de los 54,500 estudiantes) se sentirán más estimuladas a participar en las actividades escolares y a recibir una educación con menos restricciones por razones de género en las asignaturas de ciencias, tecnologías, ingeniería y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés).