Qué hace la UNESCO en materia de educación superior

Al trabajar fundamentalmente con los países en desarrollo, en particular en África, la UNESCO respalda los esfuerzos en el plano nacional que tienen como objetivo la inclusión y un desarrollo más equitativo y sostenible. El aumento de la mundialización ha dado a la educación superior una dimensión novedosa. De este modo, las acciones emprendidas por la UNESCO contribuyen a la consecución de la Agenda 2030 de Educación, en particular la meta 4.3 del Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 para la Educación.

El aumento de la mundialización exige una evolución constante de la educación superior a fin de satisfacer los cambios rápidos en la demanda del mercado laboral, tanto en el plano local como internacional; así como una utilización cada vez mayor de las tecnologías que ofrecen múltiples posibilidades para acceder a una educación de calidad; y la expectativa generada por los sistemas y centros educativos postsecundarios que proporcionan a sus graduados los títulos, los conocimientos y las competencias con miras a contribuir a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Todo esto ha repercutido en determinada presión sobre los sistemas e instituciones públicas tradicionales de la educación superior y del sector privado, ya que el alumnado potencial y no tradicional necesita un conjunto de posibilidades de aprendizaje y planes de estudio continuos, así como acceder a programas de aprendizaje perfeccionados para reciclar, desarrollar nuevas competencias y adaptarse a los cambios del ámbito laboral. En este contextos, resulta indispensable disponer de sistemas que garanticen la calidad y las homologaciones de títulos y diplomas, así como de marcos normativos y de políticas sólidos.

La UNESCO fomenta y da seguimiento a los instrumentos jurídicos, genera conocimientos e información, alienta el intercambio transfronterizo de conocimientos, facilita el diálogo político, favoriza y apoya las capacidades de investigación renovadas en el contexto de las instituciones de la educación superior y contribuye a mejorar las capacidades en el plano nacional. La Organización facila el intercambio de buenas prácticas y de enfoques innovadores que ya han demostrado su valía, con miras a aumentar el acceso y la equidad en el ámbito de la educación superior, de reformar los planes de estudio a fin de adaptarlos a los cambios del mercado laborar y del desarrollo sostenible, y de tomar en cuenta las nuevas modalidades de aprendizaje y de enseñanza digital.

La Organización trabaja conjuntamente con los interlocutores del sector de la educación superior en los Estados Miembros (entre los que figuran los responsables políticos, las instituciones, las facultades y los investigadores, los estudiantes, el personal y las organizaciones regionales del ámbito económico), brindándoles asesoría en lo tocante a los problemas vinculados a los programas políticos. La UNESCO afianza su labor en enfoques basados en los derechos humanos y recurre a instrumentos específicos esenciales, tales como la enseñanza digital y los recursos educativos abiertos, los marcos de acción, los marcos de referencia y los principios rectores que incluyen recomendaciones específicas entre las que figuran las Directrices en materia de calidad de la educación superior a través de las fronteras.

En el marco de estas respuestas, la UNESCO prepara la redacción de un Convenio Mundial sobre Reconocimiento de Cualificaciones relativas a la Educación Superior en aras de facilitar aún más la movilidad académica, mejorar la calidad y reforzar la cooperación internacional en el ámbito de la enseñanza superior. Al mismo tiempo, la Organización impulsa la cultura de la garantía de la calidad de la enseñanza en los diferentes países, al prestar apoyo a las instituciones existentes y futuras implicadas en este ámbito. De este modo, la UNESCO organiza reuniones regionales preparatorias con miras a la Conferencia Mundial sobre la Garantía de la Calidad, que se celebrará en 2018.

En lo relativo a la enseñanza digital, la UNESCO analiza las tendencias, los conocimientos y los datos. La Organización contribuye al intercambio de informaciones a fin de favorizar los programas eficaces de la educación superior en línea y determina las buenas prácticas, en particular, en materia de Recursos Educativos Abiertos, entre los que figuran los MOOC. 2. Recursos Educativos Abiertos: políticas, coste y transformación; y 3. Directrices para los recursos educativos abiertos (REA) en la educación superior.

Por conducto de su Programa UNITWIN y Cátedras UNESCO la Organización crea alianzas con las instituciones de la educación superior con mirar a impulsar la educación, el aprendizaje y la investigación que constituyen los cimientos de las sociedades del conocimiento sostenible.