Educación para el desarrollo sostenible

El desarrollo sostenible no se logra únicamente con soluciones tecnológicas, medidas políticas y recursos económicos: también debemos cambiar nuestra forma de pensar y actuar. Para conseguirlo, se necesita una educación para el desarrollo sostenible de calidad a todos los niveles y en todos los contextos sociales.

La Educación para el Desarrollo Sostenible (EDS) nos permite abordar los desafíos globales presentes y futuros de forma constructiva y creativa; también contribuye a erigir sociedades más sostenibles y resilientes.

La UNESCO es el organismo rector del Decenio de las Naciones Unidas de la Educación para el Desarrollo Sostenible (DEDS, 2005-2014).

En un mundo con 7.000 millones de personas y recursos limitados, los individuos y las sociedades deben aprender a convivir y a responsabilizarse de las consecuencias que sus actos tendrán en las personas y los entornos de otras partes del mundo, así como en las generaciones futuras.

Por lo tanto, se requiere adoptar una nueva visión de la enseñanza, favorecer el desarrollo de economías y sociedades verdes dinámicas, y propiciar la aparición de una “ciudadanía mundial”.

La UNESCO ayuda a los países a desarrollar sus capacidades en EDS, centrándose en tres cuestiones principales –cambio climático, biodiversidad y reducción de riesgo de desastres– alrededor de las cuales se debe estructurar la promoción del desarrollo sostenible a través de la educación.

La Organización asesora a los poderes públicos para integrar la EDS en los planes de estudio y los currículos. Asimismo, desarrolla materiales y herramientas de EDS pertinentes para los gobiernos, docentes y estudiantes. También contribuye a vincular lo que se enseña en las escuelas con la experiencia de la vida real.

La UNESCO apoya una reforma en la formación de los docentes que garantice que la EDS se integra en las prácticas pedagógicas. El nuevo curso en línea sobre enseñanza del cambio climático dirigido a profesores de educación secundaria, las experiencias positivas en materia de EDS y multitud de proyectos llevados a cabo por las Escuelas Asociadas de la UNESCO son algunos ejemplos de la aplicación de la EDS en el mundo.

La Conferencia Mundial de la UNESCO sobre la Educación para el Desarrollo Sostenible (10-12 de noviembre de 2014, Aichi-Nagoya, Japón) marcó el final del Decenio de las Naciones Unidas de la Educación para el Desarrollo Sostenible (2005-2014). En la conferencia se presentó la Declaración de Nagoya sobre la EDS y la hoja de ruta para la implementación del Programa de acción mundial de EDS. El Programa de acción mundial, que cuenta con el apoyo de la 37ª Conferencia General de la UNESCO y la 69ª reunión de la Asamblea General de la ONU, está pensado para que sus conclusiones se conviertan en una contribución importante a la agenda post-2015. 

Enlaces relacionados

Enlaces externos