La violencia escolar por razones de género

La violencia escolar por razones de género (SRGBV) es un fenómeno que afecta a millones de niños de ambos sexos. Esta violencia implica maltrato sexual, físico o psicológico dentro y alrededor de las escuelas cometido contra quienes no se ajustan a las normas sexuales y de género predominantes, y tiene su origen en la dinámica de relaciones desiguales de poder.

La SRGBV tiene un impacto real en la vida de los educandos, y puede ocasionar desde la pérdida de autoestima y depresiones hasta embarazos precoces y no deseados, así como infecciones de trasmisión sexual como el VIH y el Sida. Este tipo de violencia puede acarrear consecuencias graves en los resultados académicos y es la razón por la que muchos alumnos faltan a clase y no logren desarrollar su potencial académico o abandonan del todo los estudios.

En los países o regiones en que se examinaron las cuestiones relativas a la SRGBV se detectaron diversos problemas. Aunque este tipo de violencia es más grave en los países que padecen conflictos, también se manifiesta en muchos otros lugares y en muy diversos contextos culturales, geográficos y económicos.

Las acciones de la UNESCO

Orientaciones sobre cuestiones relativas a la violencia escolar por razones de género en el mundo

La UNESCO y la ONU Mujeres, asociados en el marco del Grupo de Trabajo Internacional para poner fin a la SRGBV, encargaron la elaboración de la Global Guidance on Addressing School-Related Gender-Based Violence para ayudar a los ministerios de educación y demás personas vinculadas al sector educativo a conocer mejor el fenómeno de la SRGBV y buscar soluciones en materia de prevención y respuestas eficaces al respecto. Se recibieron contribuciones por parte de un grupo de referencia constituido por más de 10 organizaciones, incluyendo a representantes de los gobiernos de Noruega, Estados Unidos y Alemania, así como de la UNGEI, la UNICEF, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), Education Internacional, Concern Worldwide y el Plan de Acción Internacional.

Las Orientaciones, presentadas durante los 16 Días de Activismo contra la Violencia hacia las Mujeres de 2016, exponen enfoques basados en 6 puntos para prevenir y abordar la violencia. Esto comienza con el liderazgo en el plano nacional, al reconocer que la violencia por razones de género crea barreras que impiden alcanzar los logros educativos y el bienestar, y al incorporar esta problemática en las políticas y estrategias planes nacionales de desarrollo.

La calidad de los contextos pedagógicos y aprendizaje es también crucial, requieren de estrategias escolares integrales implementadas por las órganos de gobierno y los que rigen la gestión educativa conjuntamente con las esferas de la comunidad escolar en general. Prevenir la SRGBV se puede lograr por conducto de diversos planes de estudio y actividades extraescolares, así como proporcionando a los docentes las herramientas necesarias para prevenir y hacer frente a la violencia. Las Orientaciones incluyen también procedimientos seguros y accesibles con miras a informar acerca de incidentes violentos, al establecer relaciones con socios tales como gremios de la enseñanza y familiares, y mejorar los sistemas de seguimiento para comprender el nivel y alcance de la violencia. Todos los esfuerzos se han puesto en marcha para implementar las Orientaciones en el plano nacional.

Grupo de Trabajo Internacional para poner fin a la SRGBV

En 2014, se creó un Grupo de Trabajo Internacional para poner fin a la SRGBV coauspiciado por la UNESCO y la Iniciativa de las Naciones Unidas para la Educación de las Niñas (UNGEI) que cuenta con la participación de numerosos socios cuyo objetivo común es poner fin a la violencia de género (GBV, por sus siglas en inglés) en los centros educativos y alrededor de estos.

La UNESCO coauspicia este grupo formado por unas 40 organizaciones y fomenta la colaboración con otras plataformas que trabajan en la esfera humanitaria en aras de poner fin a la violencia contra los niños, la violencia escolar, la SRGBV y la violencia contra mujeres y niñas. En marzo de 2016, el grupo abordó estas cuestiones mediante el debate Envisioning schools free from gender-based violence: Using evidence for action [Concebir escuelas libres de violencia por razones de género: Utilizar las pruebas para la acción] que se celebró durante la Conferencia Annual de la Sociedad de Educación Comparada e Internacional (CIES), en Vancouver.

La UNESCO y sus asociados elaboraron la nota informativa Why ending school-related gender-based violence is critical to sustainable development [Por qué poner fin a la violencia por razones de género es fundamental para alcanzar el desarrollo sostenible] que aborda cuestiones relativas a la SRGBV y los ODS. La UNESCO es también, conjuntamente con el Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo y la Iniciativa de las Naciones Unidas para la Educación de las Niñas (UNGEI), coautor del documento sobre políticas SRGBV is preventing the achievement of quality education for all [La SRGBV impide logar una educación de calidad integradora]. La Organización colabora actualmente con su red de socios en crear un sistema de indicadores para evaluar el estado de la SRGBV, formular la integración con miras al seguimiento del ODS (en específico de la meta 4.a) y dar seguimiento a los programas de desarrollo en el plano nacional.

La UNESCO, involucrada de manera activa en contribuir a que sus principales redes de asociados comprendan y asimilen la SRGBV, envió una representación a la reunión Alianza para la Prevención de la Violencia (VPA) de 2016 dirigida por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y se comprometió a colaborar estrechamente con la UNICEF, líder de la red de asociados que integran la Alianza para poner fin a la violencia contra los niños. En consecuencia de sus funciones de liderazgo, la OMS propuso a la UNESCO la coautoría de una publicación que reúna un conjunto de recomendaciones en materia de prevención de la violencia escolar.