Qué hace la UNESCO sobre acoso y violencia escolar

Con el fin de garantizar a todos los niños y adolescentes contextos de aprendizaje seguro e inclusivo la UNESCO aboga por un enfoque integral de la salud escolar que incluya las políticas educativas y los sistemas, una educación sobre la salud basada en las competencias, los entornos de aprendizaje seguro y los vínculos con los servicios de salud.

Debido a sus repercusiones en la educación, la salud y el bienestar, y también porque impiden que niños y jóvenes desarrollen todo su potencial, los sectores educativos nacionales deben adoptar e implementar las medidas necesarias con miras a prevenir e impedir la violencia y la discriminación.
 

La violencia escolar por razones de género

La violencia escolar por razones de género (SRGBV) es un fenómeno que afecta a millones de niños de ambos sexos. Se manifiesta en todos los países y no conoce barreras culturales, geográficas y económicas. Esta violencia puede ser tanto física como sexual y comprende maltrato psicológico o acoso, así como castigo corporal.

La violencia escolar por razones de género es una violación de los derechos humanos fundamentales y constituye una modalidad de discriminación sexual que puede comprometer el bienestar de un niño, su salud psíquica y emocional, además de afectar su desarrollo cognoscitivo y emocional. Tiene también efectos negativos en el redimiento escolar.

Hasta tanto la violencia escolar por razones de género no sea eliminada dentro y alrededor de la escuela muchos de los objetivos que se ha propuesto la comunidad internacional en el ámbito de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) no podrán ser alcanzados. Tampoco se podrá propiciar un ámbito educativo pleno y seguro, ni acabar con la violencia contra los niños en todos los ámbitos, ni conseguir la igualdad de géneros y eliminar la violencia contra mujeres y niñas.    

Sírvase descargar las Orientaciones sobre violencia escolar por razones de género en inglés y en francés.

La violencia homofóbica y transfóbica

Se supone que las escuelas y otros centros educativos son lugares seguros donde niños y jóvenes pueden completar su aprendizaje libres de amenazas y de cualquier forma de violencia. No obstante, los datos recopilados por la UNESCO en el informe “Out in the open” (A la intemperie) muestran que en algunos países el 85 por ciento de estudiantes lesbianas, gays, bisexuales y transgéneros (LGBT) experimentan diferentes formas de violencia, además de acoso escolar, mientras que los que no se consideran LGBT pero que no ajustan a las normas sexuales y de género predominantes, también son víctimas de este fenómeno.

Cualquier forma de discriminación y violencia escolar constituye un freno en materia de derechos fundamentales de niños y jóvenes a una educación de calidad y ningún país puede alcanzar una educación de calidad integradora y equitativa si sus alumnos son víctimas de cualquier modalidad de discriminación o experimentan la violencia por razones de género u orientación sexual real o percibida.

La prevención y el tratamiento de la violencia homofóbica y transfóbica en los centros educativos son parte de a) el mandato de la UNESCO para garantizar ambientes de aprendizaje seguro, inclusivo y de apoyo para todos, y b) la contribución de la UNESCO a la consecución de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Sírvase descargar el informe Out In The Open sobre las respuestas del sector educativo a la violencia por razones de género u orientación sexual en inglés y consulte el resumen de dicho informe en ingles y en francés.

Evaluar los logros alcanzados en la meta 4.a de los ODS

Los datos e informes sobre las diversas modalidades de violencia escolar recopilados en el marco de la labor de la UNESCO con miras a coordinar una nueva plataforma para el seguimiento de la violencia escolar, pueden ser consultados y compartidos desde (enlace). La Meta 4.a se refiere en específico al objetivo de ofrecer entornos seguros, no violentos, inclusivos y eficaces para todos.

Este recurso pretende mejorar el seguimiento en materia de violencia escolar en todos los ámbitos a fin de garantizar que los niños y adolescentes conviertan en realidad sus derechos a una educacion de calidad, a la vez que ofrece a los responsables políticos, a las partes interesadas y a las comunidades educativas el acceso a los datos y a las principales publicaciones de la UNESCO, y contribuye al seguimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenido (ODS) en cuanto a sus elementos relevantes y prioridades.