Acceso a la información

La globalización contribuye al advenimiento de una nueva era de interactividad entre naciones, economías y personas, pero también puede provocar efectos secundarios que fomentan la marginalización. Las instituciones internacionales y las autoridades nacionales competentes deben encontrar el modo de combatir esta marginalización potencial, especialmente en lo relativo al acceso a la información y el conocimiento, la expansión de nuevas tecnologías de la información y la comunicación, y el desarrollo del plurilingüismo en el ciberespacio.

La UNESCO propone diversas medidas concretas para favorecer el acceso al conocimiento en el ciberespacio, en el marco de su Recomendación, con el fin de orientar el debate y la acción en este ámbito entre las partes implicadas. En este sentido, los Estados Miembros deberían definir y apoyar políticas nacionales destinadas a la promoción del plurilingüismo y el acceso universal. De la misma forma, el acceso a internet, considerado un servicio público de información, se debería impulsar a través de políticas públicas apropiadas. Asimismo, los Estados Miembros deberían reconocer y promulgar el derecho a acceder en línea a los documentos públicos y los expedientes de las diferentes administraciones, así como a toda la información que requieren los ciudadanos de una sociedad democrática moderna, y asegurar el acceso universal a la información del dominio público y su libre circulación sin discriminación geográfica, económica o social.

Además, los Estados Miembros y las organizaciones internacionales deberían alentar la enseñanza de competencias básicas en informática para todos y popularizar la implementación y el uso de las tecnologías de la información y la comunicación al servicio del desarrollo sostenible y la paz.

En la actualidad, el 15% de la población mundial sufre alguna discapacidad. Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) permiten mejorar sensiblemente la calidad de vida de estas personas y les brindan la posibilidad de integrarse social, política y económicamente en las comunidades y la sociedad al aumentar el número de actividades en las que pueden participar. La UNESCO participa en la aplicación de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y en particular del artículo 9 –Accesibilidad–, el artículo 21 –Libertad de expresión y de opinión y acceso a la información–, el artículo 24 –Educación– y el artículo 32 –Cooperación internacional–.

La diversidad cultural y el plurilingüismo en internet son fundamentales para construir sociedades del conocimiento pluralistas, equitativas, abiertas e inclusivas. En el marco de la Recomendación sobre la promoción y el uso del plurilingüismo y el acceso universal al ciberespacio la UNESCO anima a sus Estados Miembros a desarrollar políticas lingüísticas exhaustivas, poner recursos a disposición del público y utilizar herramientas adecuadas, como internet y los medios de comunicación. 

Últimas noticias