La UNESCO por las ciudades sostenibles

La cultura, la educación y la ciencia para el desarrollo urbano sostenible
Más de la mitad de la humanidad, es decir, 3.900 millones de personas, vive en ciudades, una cifra que se ha multiplicado por cinco desde 1950. Se calcula que la población mundial urbana continuará aumentando a una velocidad sin precedentes y que en 2050 dos de cada tres habitantes del planeta vivirán en ciudades. 

Las zonas urbanas aportan además el 70% del producto interior bruto mundial, lo que hace de ellas una de las mayores fuentes de prosperidad económica, social y cultural. Sin embargo, el rápido crecimiento urbano ejerce también gran presión sobre el medio ambiente y la salud, lo que contribuye a aumentar la pobreza, la exclusión social, las migraciones masivas, el cambio climático y los conflictos.

La misión común de la UNESCO para ciudades sostenibles
La UNESCO está comprometida a contribuir a la sustentabilidad de las ciudades brindándoles asesoramiento político, asistencia técnica y capacitación mediante su experiencia operativa y normativa en los ámbitos de la educación, las ciencias, la cultura y el desarrollo. Así, al fomentar la cooperación multidisciplinar entre todos sus sectores de programa y su amplia red de expertos en todo el mundo, la UNESCO se ha convertido en un organismo líder en la promoción del desarrollo urbano sostenible y en la aplicación efectiva de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Las ciudades centradas en las personas son espacios centrados en la cultura que:

  • respetan la diversidad cultural y garantizan la inclusión social
  • fomentan la creatividad y la innovación

La cultura es esencial para lograr un entorno urbano de calidad que:

  • ofrezca espacios públicos inclusivos y de calidad
  • aumente la resiliencia de las ciudades frente a los desafíos medioambientales

Las ciudades sostenibles dependen de políticas integradas, basadas en la cultura, que:

  • contribuyan a reforzar las relaciones entre el medio rural y urbano
  • promuevan un desarrollo socio-económico inclusivo

Lea las recomendaciones del Informe mundial de la UNESCO sobre la Cultura para el desarrollo urbano sostenible, Cultura: Futuro Urbano

El cambio a través de la educación para hacer frente a los desafíos urbanos del siglo XXI

  • Hasta que la educación no forme parte de los debates en torno a la planificación urbana, los desafíos urbanos tales como la prestación desigual de servicios, las desigualdades y la discriminación no podrán ser superados.
  • Los planificadores de la educación deben ser incluidos en la gestión urbana para fomentar oportunidades de empleo más inclusivas y promover la competitividad económica y productiva de las ciudades.
  • Los planificadores urbanos deben ser formados para trabajar en distintas disciplinas y sectores con el fin de promover un entorno más sostenible, y adoptar unos enfoques que integren la educación y el aprendizaje.
  • La educación facilita una mayor comprensión de los desafíos medioambientales y las responsabilidades de las ciudades.

Consulte el capítulo 5 del Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo, 'LUGAR: Ciudades inclusivas y sostenibles'

Las ciudades resilientes deben ser menos vulnerables

  • Ofrecer apoyo a las ciudades a través de directrices para la reducción del riesgo de desastres
  • Fortalecer las capacidades científicas y tecnológicas, así como los sistemas de alerta temprana

Las ciudades ecológicas deben proteger los ecosistemas

  • Establecer relaciones equilibradas entre las ciudades y la biosfera
  • Utilizar los servicios del ecosistema y la eco-hidrología

Las ciudades sostenibles deben garantizar la seguridad hídrica

  • Ayudar a reducir la huella hídrica de las ciudades
  • Promover una gestión integral del agua en las zonas urbanas

Ciencia, Tecnologìa e innovaciòn para un desarrollo social, económico y medioambiental sostenible

La UNESCO respalda a líderes políticos y comunidades locales a la hora de implementar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, el Acuerdo de París sobre el cambio climático y el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres mediante: 

Más información en: http://www.unesco.org/new/es/natural-sciences/

Las ciencias sociales y humanas para ciudades sostenibles

No se puede lograr un desarrollo urbano sostenible sin afrontar los desafíos del racismo y la discriminación. Como catalizadores de innovación cultural, social, económica y política, las ciudades juegan un papel importante para:

 

 

  • Fomentar la inclusión, resiliencia y diversidad;
  • Promover sociedades pacíficas, justas e inclusivas;
  • Asegurar la integración de los inmigrantes;
  • Fomentar el conocimiento sobre los derechos humanos y la forma de ejercerlos;
  • Asegurar la igualdad de género a través de medidas concretas;
  • Desarrollar mecanismos para reforzar la democracia y la inclusión.

 

Establecida por la UNESCO en 2004, la Coalición Internacional de Ciudades Sostenibles e Inclusivas - ICCAR promueve la cooperación internacional entre las ciudades para fomentar la solidaridad y la colaboración a nivel mundial, así como el desarrollo urbano inclusivo, libre de todas las formas de discriminación.