Premio de la UNESCO/Jikji Memoria del Mundo

Ganadores anteriores

Ganadores anteriores del Premio UNESCO/Jikji Memoria del Mundo :

Buscar por año:

2016

 

Iberarchivos – Programa de Apoyo al Desarrollo de los Archivos Iberoamericanos recibió hoy el premio UNESCO/Jikji Memoria del Mundo en una ceremonia celebrada el 1º de septiembre en Cheongju (República de Corea). Martha Marina Ferriol Marchena, coordinadora del programa, y Berta García del Real Marco, del Archivo Histórico Nacional de España, representaron a Iberarchivos en la ceremonia.

Frank La Rue, Subdirector General de Comunicación e Información de la UNESCO, valoró la contribución a la preservación del patrimonio documental que representa Iberarchivos, que recibirá 30.000 dólares de premio a raíz de la recomendación de la mesa del Comité Consultivo Internacional del Programa Memoria del Mundo de la UNESCO.

“Hoy honramos la innovación y el liderazgo de quienes trabajan, a menudo de manera invisible y con dificultades considerables, para salvaguardar el patrimonio documental de sus ciudades y comunidades. La creatividad y la determinación de nuestros ganadores son fuente de inspiración para todos nosotros”, declaró La Rue.

Iberachivos, ganador del premio en su sexta edición, fue reconocido por sus resultados excepcionales en la preservación y diseminación del patrimonio documental de Iberoamérica. Creado en un 1998 como iniciativa de cooperación e integración de los países iberoamericanos para promover el acceso, la organización, la descripción, la conservación y la diseminación del patrimonio documental que contribuye a consolidar el espacio cultural iberoamericano, se ha convertido en el principal programa regional de cooperación en materia archivística.

El programa ha fortalecido también los vínculos entre profesionales de la región y ha contribuido a su formación profesional. Entre las colecciones promovidas figuran archivos nacionales y municipales, así como registros relacionados con los derechos humanos y las poblaciones indígenas. 16 países participan en el proyecto: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, España, México, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, Puerto Rico, República Dominicana y Uruguay.

La ceremonia de entrega del premio se celebró en el Museo de las Primeras Imprentas de Cheongju, situado en el templo Heungdeoksa. Allí se imprimió el Jikji, primer libro de la historia impreso en tipos móviles de metal, en 1377, 78 años antes que la Biblia de Gutenberg. Ello demuestra las técnicas avanzadas de imprenta y la floreciente cultura de edición que existían en Corea en la última etapa de la dinastía goryeo.

Frank La Rue subrayó en su intervención la exitosa colaboración entre la UNESCO y la ciudad de Cheongju, que cada dos años premia a proyectos de preservación y promoción de patrimonio documental. La Rue agradeció también la colaboración de las autoridades coreanas.

El premio UNESCO Jikji/Memoria del Mundo se creó en 2004 para conmemorar la inscripción del Jikji en el Registro de la Memoria del Mundo. Financiado por la República de Corea, recompensa cada dos años a individuos o instituciones que hayan contribuido de manera significativa a la preservación y la accesibilidad del patrimonio documental. El premio promueve los objetivos del Programa Memoria del Mundo: preservar el patrimonio documental como plataforma de diálogo, respeto mutuo y entendimiento entre los pueblos y sociedades para fortalecer la cooperación y la paz; y garantizar su accesibilidad como patrimonio común de toda la humanidad.
 

2013

La institución que recibibá el premio del 2013 es ADABI (Apoyo al Desarrollo de Archivos y Bibliotecas), asociación civil mexicana sin fines de lucro que apoya activamente el desarrollo de los archivos y bibliotecas mexicanas cuyas colecciones estén en peligro.

La quinta ceremonia de entrega del Premio Internacional de la UNESCO/Jikji Memoria del Mundo se realizará el 12 de septiembre de 2013 en el marco de la Bienal Internacional de Artesanía de Cheongju. El Premio, consistente en 30 mil dólares estadounidenses, se entrega cada dos años a las personas o instituciones que han contribuido significativamente a la preservación y la accesibilidad del patrimonio documental.

La institución que recibirá el premio del 2013 es ADABI (Apoyo al Desarrollo de Archivos y Bibliotecas), asociación civil mexicana sin fines de lucro que apoya activamente el desarrollo de los archivos y bibliotecas mexicanas cuyas colecciones estén en peligro. Los objetivos de ADABI se orientan hacia la preservación del conocimiento e identidad de México y para ello alienta a las comunidades en todo el país a desempeñar un papel activo en la conservación y preservación. De esta manera, todos los archivos gubernamentales y no-gubernamentales están asociados para establecer una memoria colectiva.

El galardón y los gastos operativos del Premio, así como los costos relacionados con la ceremonia de entrega son financiados por la ciudad de Cheongju, de la República de Corea, para conmemorar la inscripción de “Buljo jikji simche yojeol”, también conocido como Jikji, en el Registro de la Memoria del Mundo en el 2001. El Jikji contiene los elementos esenciales del budismo zen y fue impreso en dos volúmenes con tipos móviles de metal en julio del año 1377, en el antiguo templo Heungdeok-sa de la ciudad de Cheongju.

El Registro de la Memoria del Mundo cataloga el patrimonio documental que el Comité Consultivo Internacional identifica como elemento de importancia mundial y que recibe la ratificación del Director General de la UNESCO.

En la actualidad hay 301 elementos documentales inscritos en el Registro Internacional.
 

2011

La Directora General de la UNESCO ha designado el Archivo Nacional de Australia (NAA) como ganador del Premio 2011 UNESCO/Jikji Memoria del Mundo por su trabajo, que incluye publicaciones, e iniciativas innovadoras en la conservación de documentos digitales.

Fundados en 1960, los Archivos Nacionales se ha convertido en un líder mundial en muchas áreas sobre todo el de la preservación digital. Comparte constantemente y sus conocimientos profesional con expertos y miembros interesados ​​del público a través de numerosas publicaciones. Además, la NAA comparte el fruto de su propia investigación y desarrollo, poniendo a disposición herramientas de código abierto para la preservación digital a la comunidad global.

Los Archivos de Australia también han desarrollado experiencia de clase mundial para hacer frente a uno de los principales retos de la era digital: cómo adaptar los procesos de creación de registros de las agencias gubernamentales a las necesidades de mantenimiento de registros para garantizar el acceso permanente a los documentos que dan testimonio de la obra de los organismos públicos.

La NAA ha demostrado también la innovación en su trabajo de colaboración en la conservación de documentos escritos en tinta ferrogálica (una tinta que incluye sales de hierro y que ha estado en uso en Europa desde hace muchos siglos).

El premio 30.000 dólares EE.UU., financiado totalmente por la República de Corea, se concede cada dos años a personas o instituciones que han hecho contribuciones significativas a la preservación y accesibilidad del patrimonio documental.

La NAA ha anunciado que va a utilizar el premio para financiar un puesto de trabajo experiencia de pago para un estudiante de la conservación, como una inversión en el futuro de la preservación del patrimonio documental.
La ceremonia de entrega de premios tendrá lugar en la ciudad de Cheongju (República de Corea) el 2 de septiembre.
 

2009

Por recomendación del jurado, el Director General de la UNESCO concedió en 2009 el Premio UNESCO/Jikji Memoria del Mundo al Archivo Nacional de Malasia.

El Archivo Nacional de Malasia fue seleccionado por el jurado en reconocimiento de sus programas de divulgación, educación y formación del ámbito de la preservación en la región de Asia. El Archivo participa activamente en actividades internacionales de respaldo a la preservación y se ha convertido en una institución clave en cuestiones relacionadas con la conservación y el acceso, convirtiéndose en un recurso nacional para el rescate de documentos dañados por inundaciones e incendios.

Así pues, el Archivo es el tercer ganador del Premio UNESCO/Jikji Memoria del Mundo, después de la Biblioteca Nacional de la República Checa (2005) y el Phonogrammarchiv de Austria (2007). Fue seleccionado de una lista de cuatro candidatos, en la que figuraban además el Sr. Vassilios Peltikoglou de Grecia, la Biblioteca del Museo Brukenthal de Rumania y el Archivo Nacional de Sudáfrica, todos los cuales habían realizado contribuciones importantes en relación con la preservación del patrimonio documental.

Para formular su recomendación, el jurado tomo en consideración los siguientes factores: la relevancia de la labor ya emprendida en el ámbito de la preservación que va más allá de las atribuciones ordinarias del candidato; una estrategia de preservación a largo plazo; la sostenibilidad; y el alcance internacional.

2007

El Premio UNESCO/Jikji Memoria del Mundo 2007 fue otorgado al Phonogrammarchiv de la Academia Austríaca de Ciencias (Viena). 

Por recomendación del Comité Consultivo Internacional del Programa Memoria del Mundo en su 8ª reunión, que tuvo lugar en Pretoria (Sudáfrica) del 13 al 15 de junio de 2007, el Sr. Koichiro Matsuura, Director General de la UNESCO, aprobó la concesión del Premio UNESCO/Jikji Memoria del Mundo 2007 al Phonogrammarchiv de la Academia Austríaca de Ciencias de Viena (Austria), debido al compromiso de este Archivo en favor de la preservación.

El Phonogrammarchiv es un archivo austríaco audiovisual de investigación. En el momento de su creación, en 1899, fue el primer archivo sonoro del mundo; ha ampliado sus actividades y desde 2001 contiene imágenes videográficas de investigación.

2005

National Library of the Czech Republic
La Biblioteca Nacional de la República Checa recibió el primer Premio Mundial UNESCO / Jikji Memoria del Mundo en reconocimiento a su contribución a la preservación y accesibilidad del patrimonio documental.
 
La historia de la biblioteca está conectada con la fundación de la Universidad Charles en 1348. Las primeras referencias escritas sobre los libros están documentadas en relación con el antiguo Colegio Charles, después de haber recibido un regalo real de los manuscritos en 1366. La misión principal de la Biblioteca Nacional es doble: ser una biblioteca de archivo para los documentos expedidos en el territorio de las tierras checas y ser una biblioteca de investigación pública, sobre todo en el campo de las humanidades, las ciencias naturales, la cultura y las artes. La biblioteca tiene más de 6 millones de volúmenes. de que en gran parte son de un valor cultural insustituible. La biblioteca es una institución líder en la conservación y, especialmente, el acceso al patrimonio documental.