Panorámica regional : América Latina y el Caribe

Informe de la UNESCO sobre la Ciencia : hacia 2030

Son numerosos los países de América Latina que cuentan con instrumentos de políticas perfeccionados en materia de Ciencia, Tecnología e Innovación (CTI). En el periodo examinado en el Informe de la UNESCO sobre la Ciencia, experimentó un fuerte aumento la participación de esta región del mundo en la enseñanza superior, así como en la disponibilidad de recursos humanos en el ámbito de la Investigación y Desarrollo (I+D) y de la producción científica . No obstante, si se exceptúa Brasil, son pocos los países latinoamericanos donde la intensidad de las actividades de I+D alcanza un dinamismo comparable al registrado en los países con economías de mercado emergentes. Además, los países de la región no tratan en general de ser competitivos a nivel internacional en el campo de las actividades de alta tecnología.

La actividad del Brasil en el ámbito de la ci encia y la investigaci ón eclipsa a la llevada a cabo en los demás países de América Latina, tanto en magnitud como en nivel de intensidad. No obstante , cabe señalar que esa actividad se halla fuertemente concentrada en determinadas zonas geográficas del pa ís y carece de un nexo adecuado con el resto de la sociedad y con la econom ía, que padece las consecuencias de un estancamiento de la productividad .

A pesar de que las inversion es públicas en energías limpias han disminuido en Brasil desde finales del decenio de 2000 –período en el que este país atrajo la atenci ón del mundo entero , cuando centró sus esfuerzos en la obten ción de biodiésel – la industria sostenible sigue siendo prometedora para la economía brasileña, ya que están surgiendo sectores innovad ores como el de la producción de cosméticos basada en la explotación razonable de los recursos naturales de la biodiversidad .

Brasil es el único país de Am érica Latina que gasta más del 1% de su Producto Interior Bruto (PIB) en I+D . El gasto de mayoría de los países de la región por este concepto se cifra en menos de la mitad de ese porcentaje, lo cual les sitúa por debajo del promedio observado en las naciones de ingresos medios bajos. No obstante, el porcentaje del gasto mundial en I+D representado por el conjunto de los pa íses latinoamericanos aumentó en el periodo 2007 -2013, pasando del 3,1% al 3,4%.

Por otra parte , cabe señalar que en la regió n está creciendo el interés por las pol íticas relacionadas con los conocimientos indígenas y se están intensificando las inversiones en ciencias que guardan relación con el desarrollo sostenible . El porcentaje de artículos científicos centrados en los conocimientos de los pueblos indígenas ha aumentado en rodos los países latinoamericanos, lleg ando a alcanzar un 0,5% o más en Bolivia, Colombia, Guatemala y Nicaragua, lo cual representa una cifra mucho más elevada que la observada en los países desarrollados .

Costa Rica destaca entre los demás países de la regió n por el elevado índice que alcanza la alta tecnología en sus productos manufacturados de exportación . Este país ha logrado , además , penetrar en el club relativamente selecto de pa íses que, a nivel mundial, son capaces de atraer inversiones para la producción de microprocesadores . Pese a que la empresa Intel anunció en 2014 la a plicación de un plan de reducción de la mano de obra en el sector de la producci ón, esta compañía tiene previsto mantener y ampliar su actividad de I+D en Costa Rica.

Argentina y Brasil pueden enorgullecerse de poseer programas de investigación espacial cada vez más perfeccionados y ambiciosos . En 2014 Argentina , por ejemplo, la nzó el satélite de comunicaciones ARSAT -1, el primero en su g énero fabricado totalmente en América Latina.

Muchos países latinoameric anos han establecido marcos de reglamentación y han otorgado incentiv os fiscal es para la investigación y el desarrollo de las energías renovables, que ofrecen un alto potencial en toda la región .

El Plan del Centro Comunitario Caribeño sobre Cambio Climático (2011– 2021) , centrado en la mitigación del cambio de clima y el desarrollo resiliente, está promoviendo la adopción de iniciativas regionales para facilitar la transferencia y absorción de tecnologías, y s e complementa con el primer Plan Estratégico para la Comunidad Caribeña (2015 -2019) destinado a fomentar la innovación y la creatividad, el espíritu de empresa, la adquisición de competencias básicas en tecnologías de la información y el acceso inclusivo a éstas.