Mediante la educación, la UNESCO despeja el camino para la paz

ed_first_haiti.jpg

© UNESCO/E. Abramson

La alfabetización es mucho más que una prioridad educativa: es la inversión de futuro por antonomasia y parte integrante del conjunto de competencias que se requieren en el siglo XXI.

Desde su creación, la UNESCO ha promovido infatigablemente la causa de la educación como el más firme cimiento para la paz, que dota de sostenibilidad a todo desarrollo. Según el Instituto de Estadística de la UNESCO, la población adulta analfabeta se redujo en más de 100 millones entre 1990 y 2012, pero sigue habiendo 775 millones de adultos, incluidos 122 millones de jóvenes de entre 15 y 24 años, que son analfabetos. La UNESCO se esfuerza por ampliar la educación de calidad para todos a lo largo de la vida.

Desde su creación hace siete décadas, la UNESCO ha promovido la alfabetización para todos a fin de garantizar que todas las personas disfruten de este derecho básico. “La alfabetización no solo cambia la vida, sino que puede llegar incluso a salvarla”, ha afirmado la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova. “Es uno de los medios más eficaces de mejorar la salud de las madres y los niños, entender las recetas de los médicos y acceder a la atención sanitaria”. Es el medio más poderoso de forjar los valores, las competencias y el conocimiento que necesitamos para construir el futuro que queremos.

En 1996, la Conferencia General de la UNESCO instituyó el Día Internacional de la Alfabetización, que desde entonces se celebra cada año el 8 de septiembre. En 1967, la UNESCO otorgó el primero de todos sus premios de alfabetización, concedido en reconocimiento a los esfuerzos de las comunidades y los particulares que habían contribuido a movilizar a la opinión pública en favor de la alfabetización de adultos. Hoy en día, el Premio UNESCO de Alfabetización Rey Sejong y el Premio UNESCO-Confucio de Alfabetización siguen reconociendo la excelencia y la innovación en la promoción de la alfabetización en todo el mundo.

“Invertir en programas de alfabetización es una elección sensata y esencial para el desarrollo. La alfabetización es un componente clave de las estrategias para promover el desarrollo sostenible y la paz”, ha declarado Irina Bokova.