La UNESCO se moviliza para detener la “limpieza cultural” en Iraq

“Las imágenes del ataque contra el museo de Mosul y los sitios arqueológicos de la región de Nínive nos han llenado de terror. Un gran número de estatuas y bajorrelieves han sido desfigurados o destruidos, en una furia destructora, a hachazos, a mazazos, con taladradoras mecánicas”, declaró esta mañana la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, que se expresaba en una conferencia de prensa organizada el día después de la difusión de un vídeo que muestra la destrucción del museo de Mosul, en Iraq.

La Directora General inició conservaciones con el Presidente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, Wang Yi, y con el Secretario General, Ban Ki-moon, para pedirles que convoquen una reunión urgente del Consejo de Seguridad sobre la protección del patrimonio cultural de Iraq, elemento constitutivo de la seguridad del país. Irina Bokova informó a los periodistas de que el Secretario General de la ONU apoya su propuesta. 

En virtud de los estatutos de Roma de la Corte Penal Internacional, la destrucción deliberada del patrimonio cultural es un crimen de guerra. Por eso, la UNESCO alertó a la procuradora de la Corte, Fatou Bensouda, para alentarla a abrir una investigación.

Por último, para luchar contra el tráfico ilícito de bienes culturales, que participa de manera directa en la financiación del terrorismo en Iraq y Siria, tal y como subraya la resolución 2199, adoptada el 12 de febrero pasado por el Consejo de Seguridad, la UNESCO está en contacto con todos sus socios (la Organización Mundial de Aduanas, Interpol, el Consejo Internacional de Museos o el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios). La Organización está también en contacto estrecho con todos los países vecinos y con las principales casas de subastas. Próximamente, la UNESCO organizará una reunión con todos ellos para estudiar maneras de aplicar esta resolución.

Etiquetas