La UNESCO rinde homenaje a Boris Christoff, uno de los cantantes de ópera más grandes de todos los tiempos

El 4 de noviembre, la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, rindió homenaje al famoso cantante de ópera búlgaro Boris Christoff, con motivo del centenario de su nacimiento, en un concierto organizado en la Sede de la UNESCO en París por la Delegación Permanente de la República de Bulgaria ante la UNESCO.

"Es un gran honor para la UNESCO, y un especial placer para mí rendir homenaje a un icono de la música, un genio de las artes dramáticas, y sin duda uno de los más grandes cantantes de ópera del siglo XX, Boris Christoff," dijo la Directora General.

"El que hoy homenajeamos fue capaz de hacer de la música lírica un arte popular”, prosiguió. "Si la ópera es verdaderamente una 'obra de arte total', que aúna la música, el canto, el teatro, las artes visuales y la danza, Boris Christoff merece que se lo califique de artista total."

Es uno de los más grandes cantantes de ópera (bajo) del siglo XX. Su voz excepcional, su sutil interpretación de la música y de los papeles de ópera y su presencia en el escenario hicieron de él una leyenda de la música en todo el mundo. El centenario de su nacimiento forma parte de la lista de aniversarios establecida por los Estados Miembros a los que la UNESCO tendrá el orgullo de estar asociada en 2014 para celebrar a personalidades eminentes de proyección mundial.

Con motivo del concierto, la Directora General fue galardonada por el consejero del Ministro de Cultura de Bulgaria con la medalla de oro "Centenario de Boris Christoff", por su contribución al desarrollo y la promoción de la cultura mundial.