La UNESCO da formación en seguridad escolar y educación a planificadores de la enseñanza y especialistas en la elaboración de planes de estudio del Caribe

Los sistemas educativos desempeñan una función decisiva para prevenir pérdidas de vidas e infraestructura en caso de catástrofe. Para fortalecer la preparación contra los desastres en los países del Caribe mediante la educación y las instalaciones escolares seguras, la UNESCO dio capacitación a 45 planificadores, diseñadores de infraestructuras escolares y especialistas en la elaboración de planes de estudio de 14 países caribeños en Antigua, del 29 de junio al 1 de julio de 2015.

Durante los tres días de formación, los asistentes participaron en actividades interactivas con el fin de elaborar planes y medidas exhaustivos sobre seguridad escolar. Dos aspectos específicos de la formación se centraron en crear y mejorar los planes de gestión de desastres en la escuela y en aumentar la capacidad de los participantes para incorporar a los planes de estudio la educación relativa a la reducción del riesgo de desastres (DDR, por sus siglas en inglés).     

Los participantes confirmaron que “el taller era oportuno” y “muy pertinente para su trabajo cotidiano”.  Al término del taller, un participante lo resumió así: “Ahora siento pasión por la seguridad escolar y la educación relativa a la DDR”. “La información que he adquirido la pondré en práctica cuando vuelva a mi país”, añadió su colega.

La educación relativa a la reducción del riesgo de desastres puede proporcionar competencias capaces de salvar vidas que protegen a las personas durante un desastre y después del mismo. La DRR también puede contribuir a largo plazo a la atenuación y prevención de las causas humanas de los desastres, tales como la gestión deficiente de los recursos naturales y el cambio climático. Mediante una planificación adecuada para incorporar la DRR a la enseñanza, lo que comprende la creación de edificios más seguros y la gestión eficaz de los recintos, las escuelas pueden llegar a ser lugares seguros en caso de catástrofe. La preparación en las escuelas para afrontar los desastres puede también ayudar a que los sistemas escolares se recuperan más rápidamente tras una catástrofe.

 

La UNESCO promueve la educación relativa a la DRR en su calidad de miembro de la

Alianza Global para la Reducción del Riesgo de Desastres y la Resiliencia en el Sector Educativo (GADRRRES).