La UNESCO acoge con beneplácito la declaración de los principales países emergentes sobre el fortalecimiento de la cooperación en materia de educación

La UNESCO acoge con beneplácito la declaración formulada por los dirigentes de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica (BRICS) en su sexta reunión cumbre celebrada el 15 de julio, en la que se hace hincapié en la importancia de la educación para alcanzar el crecimiento y el desarrollo sostenibles.

El tema de este año para el primero de un nuevo ciclo de cumbres de los BRICS llevó por título “Crecimiento integrador: Soluciones sostenibles”. Los debates sostenidos durante la reunión, que tuvo lugar en la ciudad de Fortaleza, en el noreste de Brasil, se centraron en la manera en que los países pueden colaborar para potenciar el crecimiento económico y fomentar el desarrollo social, al tiempo que se reconocía que la educación es un factor esencial para lograrlo. 

“La declaración de los BRICS, que coloca a la educación equitativa, integradora y de calidad en el eje de los programas de desarrollo para después de 2015, es un importante reconocimiento político que impulsará los esfuerzos internacionales encaminados a abordar los problemas de la pobreza y la desigualdad, y a alcanzar un desarrollo más sólido y sostenible”, declaró el Sr. Qian Tang, Subdirector General de Educación de la UNESCO. 

La UNESCO ha venido apoyando a los países del grupo BRICS en lo tocante a dar prioridad a la educación de calidad, a fin de respaldar el crecimiento integrador y sostenible. En noviembre de 2013, los Ministros de Educación de numerosos países se reunieron en la Sede de la Organización en París, para iniciar los debates en torno a la cooperación en materia de educación. Esta histórica reunión concluyó con un acuerdo de los países para estrechar la colaboración, con el apoyo de la UNESCO. 

Como parte de este esfuerzo, el Sector de Educación de la UNESCO publicará próximamente un informe en el que se examinan los sistemas educativos de los países del grupo BRICS y se ponen de relieve las oportunidades de aprendizaje mutuo y colaboración. Si bien en los últimos años estas economías han experimentado avances notables en lo tocante a la educación, es preciso que presten más atención a la calidad y la igualdad, a fin de garantizar las mejores oportunidades posibles a los niños, una vez que estos han terminado los estudios. 

En el nuevo informe se hace hincapié en la adquisición de competencias, en particular en el ámbito de la educación y formación técnica y profesional (EFTP), que todos los países del grupo han calificado de ingrediente fundamental para el crecimiento integrador y el desarrollo sostenible.