La sociedad civil y los copartícipes del sector privado llevan adelante los valores de la UNESCO

El 8 de noviembre la Federación Nacional de Asociaciones UNESCO del Japón (FNAUJ) congregó en Tokio un amplio círculo de intercesores, durante una recepción celebrada con motivo de la visita de la Directora General, Irina Bokova, para la Conferencia Mundial sobre la Educación para el Desarrollo Sostenible.

"La federación nacional desempeña un papel esencial para la UNESCO, como plataforma de la sociedad civil y el sector privado a fin de llevar adelante las prioridades que compartimos", dijo la Directora General, recordando que el primer Club UNESCO se creó en Sendai en 1947.
El Sr. Mastake Matsuda, presidente de la FNAUJ, y el Sr. Noboru Noguchi, su Director General, subrayaron la amistad del Japón con la UNESCO que tiene hondas raíces y se renueva.

En febrero de 2012 la UNESCO firmó un fructífero acuerdo de cooperación con la FNAUJ.
La All Nippon Airways (ANA) es la primera aerolínea en prestar apoyo oficial a la UNESCO. La Directora General voló en la primera de las aeronaves en llevar la leyenda "Apoyamos a la UNESCO" debajo del logotipo de la Organización, en tanto que la venta de productos durante los vuelos se dona parcialmente y los pasajeros pueden a su vez donar millas. Los programas sobre el patrimonio mundial producidos por la Corporación Japonesa de Radiodifusión (NHK) se incluyen entre los ofrecidos a los pasajeros en los vuelos. En calidad de vicepresidente de la ANA, el Sr. Fukuda indicó que el Japón se proponía duplicar para 2020 el número de turistas que visitan el país, de 10 a 20 millones. "Es necesario que protejamos nuestra hermosa naturaleza pues de otro modo nuestro país perderá su atractivo. Esta es la razón por la que las actividades de la UNESCO y las de nuestra empresa están directamente vinculadas", añadió.

La Directora General sostuvo durante el almuerzo una charla con diez mujeres que desempeñan un papel activo en la FNAUJ y dirigen asociaciones con la UNESCO en todo el país. Intercambiaron ideas acerca de cómo difundir los valores y las ideas de la UNESCO entre los más jóvenes, promover una amplia visión de la educación para el desarrollo sostenible allende las preocupaciones medioambientales y fomentar la educación de las niñas y las mujeres. La Directora General destacó la importancia de tratar asuntos que revistan interés para los jóvenes. "Los jóvenes quieren recibir una educación de calidad y adquirir competencias, quieren que se los escuche, se preocupan por el cambio climático y están cada vez más interesados en comprender sus propias culturas."