Según los datos ofrecidos por PISA 2015 el acoso escolar es una de las mayores preocupaciones en las escuelas

29 junio 2017

Conforme con los datos proporcionados por el Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA, según sus siglas en inglés), mediante un estudio presentado en 2015 y publicado en 2017 por la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), el acoso escolar constituye una de las mayores preocupaciones en las escuelas. Dicho estudio se basa en la encuesta de 540,000 estudiantes de 15 años de edad en 72 países.

Alrededor del 11% de los estudiantes reveló que, al menos en varias ocasiones al mes, fueron víctimas de las burlas de otros compañeros, mientras que el 4% afirmó haber sido golpeado o empujado por otros alumnos, y eso, por lo menos varias veces al mes.

¿Quiénes tienen mayores probabilidades de convertirse en víctimas del acoso escolar?

Las niñas son víctimas de agresiones físicas con más frecuencia que los niños. No obstante, el número de incidentes de acoso psicológico, entre los que figuran los falsos rumores, es ligeramente superior – un 9,2% de las niñas y un 7,6% de los niños dijo ser víctima, al menos varias veces al mes, de rumores desagradables. El estudio demuestra que el acoso afecta particularmente a los alumnos que han emigrado recientemente, así como a los estudiantes con bajos rendimientos escolares. Cabe destacar que los estudiantes que reciben apoyo por parte de sus padres cuando deben hacer frente a estas dificultades en sus escuelas dan fe de haber padecido menos agresiones.

El acoso implica efectos negativos

Los estudiantes que se exponen con frecuencia al acoso escolar dan fe de numerosas consecuencias negativas entre las que figuran el ausentismo escolar y un sentimiento más débil de pertenencia a la escuela. Como promedio, alrededor del 42% de los estudiantes que con frecuencia han sido víctimas del acoso se siente como un intruso en la escuela, frente a sólo un 15% de aquéllos que no han estado nunca expuestos a situaciones de acoso. Los estudiantes de las escuelas en donde el acoso es frecuente obtienen una puntuación inferior a 47 en las asignaturas de ciencias con respecto a aquellos de las escuelas donde el acoso ocurre con menos frecuencia. En general, las víctimas del acoso escolar estiman que están menos satisfechos con sus vidas.

Un mejor entorno escolar puede impedir que ocurran situaciones de acoso escolar

El estudio revela que la proporción de estudiantes que padecen con frecuencia de acoso escolar representa un porcentaje siete veces superior en las escuelas con problemas de disciplina que en aquellas de entorno más saludable, en los países donde el OCDE compiló los datos para su estudio (antes de evaluar el perfil socioeconómico de los estudiantes y centros educativos). Los estudiantes que asisten a escuelas en donde la mala percepción de los docentes es superior al promedio nacional, tienen 12 por ciento más de probabilidades de convertirse en víctimas del acoso escolar que aquellos que estudian en escuelas en donde dicha percepción está por debajo del promedio nacional. Esto podría ser un indicador de que el acoso ocurre con mayor frecuencia cuando los estudiantes no ven a los docentes como transmisores eficaces de las reglas de respeto y convivencia pacífica.

Enlaces