El Sector de Educación coloca en Internet un compendio de prácticas idóneas en materia de cooperación sur-sur y cooperación triangular.

Desde hace largo tiempo, el Sector de Educación de la UNESCO viene fomentando la cooperación sur-sur y la cooperación triangular como instrumentos para alcanzar los objetivos internacionales de la Organización en relación a la Educación para Todos (EPT) y como mecanismos que facilitan la prestación de apoyo técnico en los planos regional y nacional.

A medida que el Sector ha redoblado sus esfuerzos con el fin de asistir a los Estados Miembros para que completen los aspectos aún pendientes de la EPT y preparen los programas educativos internacionales para después de 2015, también ha insistido en la importancia a largo plazo del intercambio de conocimientos, las redes de homólogos, las agrupaciones de profesionales y la transferencia de recursos y competencias entre los países del sur que comparten problemas y perspectivas similares.  

Con el fin de elaborar un inventario de esas iniciativas y facilitar su ejecución, se acaba de incorporar al sitio web del Sector un compendio de prácticas idóneas en ámbitos pedagógicos específicos y un examen panorámico de los principales mecanismos de apoyo en los planos regional e internacional. 

A los usuarios que acceden al sitio web se les indica el camino hacia las bases de datos, los portales informáticos y las plataformas de intercambio de información, clasificados por ámbitos temáticos, en los que pueden hallar ejemplos de prácticas idóneas en materia de cooperación sur-sur y cooperación triangular. En el capítulo de los principales mecanismos de apoyo del Sector, los visitantes reciben orientaciones acerca de los sitios web de conferencias, los marcos de coordinación, las redes y la información relativa a los ámbitos educativos que reciben atención preferente, en los que pueden recabar información adicional sobre la labor de la UNESCO en los planos regional y mundial.  

Las experiencias adquiridas a través de los mecanismos de apoyo regionales e internacionales de la UNESCO contribuyen a enriquecer los debates con los asociados en las tareas de desarrollo en torno a los programas educativos para después de 2015 y a definir qué redes y alianzas regionales e interregionales, ONG y asociados del sector privado en el sur son ahora factores esenciales del cambio y podrían llegar a asociarse con la UNESCO en las estructuras de desarrollo que se preparan para el periodo posterior a 2015.