Reunión en Suecia para designar nuevas reservas de biosfera

El Consejo Internacional de Coordinación del Programa de la UNESCO sobre el Hombre y la Biosfera (MAB), se reunirá del 10 al 13 de junio en Jönköping y en la reserva de biosfera del paisaje oriental de Vättern (Suecia) para examinar nuevas propuestas de inscripción en la Red Mundial de reservas de biosfera del MAB.

Las reservas de biosfera son sitios donde se experimentan prácticas innovadoras en concertación con las poblaciones locales para conciliar la actividad humana y la preservación del medio ambiente, en particular ecosistemas de montaña, bosques tropicales, sistemas urbanos, tierras húmedas y zonas costeras y marítimas.

La Red Mundial del Hombre y la Biosfera cuenta actualmente con 621 reservas repartidas en 117 países. Reúne lugares tan diversos como el lago camboyano de Tonle Sap, el pantano de hipopótamos de Burkina Faso, las zonas húmedas del Pantanal (Brasil) o la isla de Fuerteventura, en el archipiélago de las Canarias (España).

En el transcurso de la reunión, el Consejo Internacional de Coordinación examinará nuevas candidaturas de inscripción en la red o solicitudes de extensión de las reservas ya existentes. En total, 17 países han propuesto nuevas candidaturas o modificaciones en reservas ya inscritas: Alemania, Argentina, Ecuador, España, ex República Yugoslava de Macedonia, Francia, Italia, Japón, Kazajstán, Malasia, Myanmar, República de Albania, República Democrática Popular de Corea, Reino Unido, Serbia, Sudáfrica y Uruguay.

El Consejo Internacional examinará también candidaturas para la beca Michel Batisse, dotada con 6.000 dólares para recompensar esfuerzos de gestión de una reserva de biosfera. También otorgará becas para jóvenes científicos: cada año 10 jóvenes investigadores reciben ayudas de hasta 5.000 dólares en apoyo de sus estudios sobre ecosistemas, recursos naturales y biodiversidad.

El Programa sobre el Hombre y la Biosfera, creado por la UNESCO a principios de los años setenta, es un programa científico intergubernamental cuyo objetivo es mejorar las relaciones entre los habitantes del planeta y su entorno natural a nivel mundial. Las reservas de biosfera son lugares de experimentación destinados a conciliar la conservación de la biodiversidad y el uso sostenible de los recursos. El Consejo Internacional de Coordinación del programa está compuesto por representantes de 34 Estados Miembros de la UNESCO que cada año designan las nuevas reservas que se integran en la Red.