La radio comunitaria promueve la paz en el Camerún

El mensaje de paz de la radio local alcanza actualmente al centro mismo de las atribuladas comunidades del norte y el este de Camerún, en el marco de un proyecto conjunto con la UNESCO.

Los ataques terroristas han causado el deterioro de las condiciones humanitarias y de seguridad en esas zonas del país y miles de cameruneses han abandonado sus hogares.

El proyecto radial se propone mejorar la prevención de conflictos y el diálogo intercomunitario entre los refugiados y las comunidades anfitrionas, y sensibilizar a los jóvenes, que son vulnerables al reclutamiento para obligarlos a participar en ataques terroristas.

La UNESCO y sus asociados han movilizado a la comunidad y a cuatro emisoras locales para que colaboren en la construcción de la paz y la educación; las emisoras de radio fueron seleccionadas por su capacidad de llegar a las zonas más remotas y llevar información y educación en lenguas vernáculas. 
“Un estudio realizado por la UNESCO acerca de la situación de estas zonas densamente pobladas puso de manifiesto que uno de los principales problemas existentes son los malos entendidos en la comunidad y entre diferentes comunidades”, afirmó Cletus Tabe Ojong, Especialista Nacional del Programa Comunicación e Información de la Oficina Regional de la UNESCO en Yaundé.

Las emisoras radiales Ecos de las montañas de Mokolo, Radio Sava de Mora, Radio Kousseri y la estación regional con base en Maroua, han recibido capacitación en materia de programas de consolidación de la paz adaptados a las características locales, mediación, prevención y resolución de conflictos, educación para la no violencia, diálogo intercultural e interconfesional y reconciliación.
 
Acceso equitativo a la información
 
Las cuatro emisoras producen más de 60 programas sobre asuntos esenciales, con el fin de vincular a diferentes comunidades. Los miembros de comunidades rurales discuten en antena sobre cuestiones relativas a la integración comunitaria y la resolución de conflictos por métodos no violentos. En Mokolo, una zona rodeada de aldeas que periódicamente son objetos de ataques terroristas, los oyentes han reconocido la repercusión de los programas que tratan de la paz y la resolución de conflictos por métodos no violentos. Los programas de educación para la paz no solo proporcionan conocimientos acerca de la cultura de paz, sino que también imparten las competencias necesarias para reconocer y desactivar los conflictos potenciales y promover y establecer una cultura de paz.

“Los temas tratados ponen de relieve los retos que hay que superar, habida cuenta de la situación que afrontamos ahora en la región”, dijo Abdourahman Saidou, miembro de la rama regional de la Asociación Camerunesa para el Diálogo Interconfesional, que participa en la construcción de un contexto de paz entre musulmanes y cristianos.

Entre los programas de gran repercusión figuran los de noticias locales, reportajes, microprogramas, debates y discusiones en vivo en las lenguas nacionales. Algunos programas los presentan jóvenes embajadores de la paz, escogidos y preparados por la UNESCO para educar a sus coetáneos en la escuela y en actividades extraescolares. Además, los embajadores crearán grupos de radioyentes  para estimular la movilización, el diálogo y, sobre todo, la acción entre los miembros de la escuela y las estructuras extraescolares.
 
La repercusión de desactivar los conflictos violentos
 
El proyecto, que comenzó en marzo de 2015 y concluirá en marzo de 2016, es una iniciativa conjunta de la UNESCO, el PNUD y la FAO denominado  “Respuesta rápida para aumentar la resiliencia y la prevención de conflictos en las regiones del extremo norte y el este del Camerún”, y cuenta con  financiación del Japón.  El proyecto ha ayudado a emisoras de radio, estudiantes a los que llega mediante actividades escolares y extraescolares, jefes tribales, dirigentes religiosos, autoridades políticas y administrativas y a la población afectada directamente por situaciones de urgencia humanitaria.

La labor que la UNESCO lleva a cabo en materia de Educación para la Paz y los Derechos Humanos  se orienta por su Constitución, el Programa Mundial para Educación sobre Derechos Humanos (2005-al presente) y la Meta 4.7 de la Agenda Educación 2030. Asimismo se realiza en el marco del Plan de Acción del Secretario General de las Naciones Unidas para prevenir el extremismo violento. En octubre de 2015, los Estados Miembros de la UNESCO aprobaron la histórica decisión de fortalecer la función de la UNESCO en materia de prevención del extremismo violento mediante la educación.
 
Enlaces

Oficina de la UNESCO en Yaundé