A punto de concluir la reconstrucción de los mausoleos de los Santos de Tombuctú (Malí)

infocus_mali_reconstruction2.jpg

The Djinguereber Mosque (Masjid) in Timbuktu (Mali)
© UNESCO
30 junio 2015

Las obras de reconstrucción de los mausoleos de los santos de Tombuctú (Malí) terminarán antes de finales de julio, según se anunció en un acto celebrado el 30 de junio al margen de la 39ª reunión del Comité del Patrimonio Mundial, que tiene lugar del 28 de junio al 8 de julio y en el que se hizo balance del proyecto.

Tres años después de su saqueo y destrucción, los mausoleos de Tombuctú están de nuevo en pie. En el acto, celebrado en Bonn, se mostró paso a paso el avance de las obras y se rindió homenaje a los esfuerzos de la comunidad internacional y a la movilización de las comunidades locales.

En el acto participaron la ministra de Cultura, Artesanía y Turismo de Malí, Ramatoulaye Diallo N’Diaye; la presidenta del Comité del Patrimonio Mundial, Maria Böhmer; la representante especial del Secretario General de Naciones Unidas para la Misión Multidimensional de las Naciones Unidas para la Estabilización de Malí  (MINUSMA), Mbaranga Gasarabwe; el subdirector general de Cultura de la UNESCO, Alfredo Pérez de Armiñán; el delegado permanente de Suiza en la UNESCO, Jean-Frédéric Jauslin; el delegado permanente de Senegal en la UNESCO, Mame Fatim Gueye; el delegado permanente de Malí en la UNESCO, Umar Keita, y el jefe de cooperación de los obreros de Tombuctú, Alassane Hasseye.

“La reconstrucción de los mausoleos de Tombuctú es un bello ejemplo de éxito de la aplicación de las decisiones del Comité del Patrimonio Mundial, que se comprometió con el caso desde su inscripción en la Lista en Peligro, en 2012 […] Estamos muy impresionados de lo que se ha logrado para salvaguardar este sitio inigualable. En horas en que el patrimonio es objeto de ataques por parte de grupos armados, la reconstrucción de los mausoleos de Tombuctú no da un motivo de optimismo”, declaró Maria Böhmer.

“Tombuctú es el símbolo de un país que se levanta y recupera la confianza. Es la mejor respuesta que podamos dar a los extremismos violentos […]. Es la historia de un éxito notable de la comunidad internacional”, declaró por su parte Alfredo Pérez de Armiñán.

“El mundo del patrimonio ha conocido y continúa conociendo momentos difíciles. La asimetría de algunas guerras ideológicas hace del patrimonio mundial y de los vestigios de la historia blancos privilegiados para alarmar a la opinión pública y transponer a la escena mediática el presunto combate militar”, subrayó Ramatoulaye Diallo N’Diaye, que agradeció la acción de los obreros de Tombuctú.

En nombre de la corporación de obreros de Tombuctú, que poseen conocimientos únicos para la reconstrucción de los mausoleos, Alassane Hasseye recibió una medalla de honor concedida por la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova. La medalla le fue entregada por la presidenta del Comité del Patrimonio Mundial como reconocimiento a su labor.

Lugar de peregrinación en Malí y en los países limítrofes de África Occidental, los mausoleos de Tombuctú eran componentes esenciales del sistema religioso en la medida en que, según la creencia popular, protegían a la ciudad de todos los peligros. Los mausoleos más antiguos se remontan al siglo XIII y 16 de ellos están inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial. En 2012, 14 mausoleos fueron destruidos, lo que causó una tragedia para las comunidades locales. En mayo de 2013, la importancia de esos monumentos llevó al gobierno de Mali a pedir ayuda a la UNESCO y a otras entidades para reconstruirlos.