Proyectos de Chile, Eslovaquia, Madagascar, Mozambique y Sri Lanka ganan los premios de alfabetización de la UNESCO 2015

París, 22 de julio – La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, anunció hoy los proyectos ganadores de los premios internacionales de alfabetización de la UNESCO 2015: la Associação Progresso de Mozambique y el Instituto Nacional de Educación de Sri Lanka recibirán el premio de alfabetización Rey Sejong-UNESCO, en tanto que la Plataforma de Asociaciones ASAMA y Post-ASAMA de Madagascar, la escuela Juan Luis Vives de Valparaíso (Chile) y el proyecto Svatobor de Eslovaquia recibirán los premios de alfabetización UNESCO Confucio. La entrega de los cinco premios tendrá lugar el 8 de septiembre, Día Internacional de la Alfabetización.

El tema elegido este año para celebrar el Día Internacional de la Alfabetización es alfabetización y sociedades sostenibles, y pone de relieve la relación entre la educación y la nueva agenda para el desarrollo que adoptará en septiembre la Asamblea General de las Naciones Unidas. El jurado internacional que propuso los ganadores a la Directora General se inspiró en este tema. 

“Las mujeres y hombres de todo el mundo precisan estar alfabetizados para hacerse cargo de sus vidas”, dijo la Directora General. “Del mismo modo, la alfabetización es indispensable para concienciar y conseguir que las comunidades participen en nuestros esfuerzos para mejorar la manera en que cuidamos nuestro planeta y sus recursos. Esta transformación sólo será posible si los jóvenes y adultos más vulnerables de la sociedad adquieren habilidades básicas de alfabetización que los equipen con el conocimiento y la confianza necesarios para mejorar sus propias vidas y construir comunidades más resilientes”, añadió. 

Los ganadores de los dos Premios de alfabetización UNESCO-Rey Sejong son: 

 

  • Associação Progresso, una ONG mozambiqueña, reconocida por su programa “Alfabetización en lenguas locales, trampolín para la igualdad de género”, que ha logrado buenos resultados apoyándose en normas y estudios internacionales para capacitar a formadores e implicar a las comunidades locales en la concepción, el seguimiento y la mejora del programa de aprendizaje. 
  • Instituto Nacional de Educación de Sri Lanka, cuyo “Programa de Escuela Abierta” (Open School Programme) atiende las necesidades de aprendizaje de grupos desfavorecidos y ofrece una alternativa a los jóvenes y adultos desescolarizados para reanudar su educación académica o formación profesional. También propone formación continua que permite mejorar sus ingresos a comunidades de trabajadores y campesinos. Además, pone la educación al alcance de personas minusválidas que no pueden acudir a instituciones o centros de aprendizaje.

 

Los ganadores de los tres Premios UNESCO-Confucio de Alfabetización son:

 

  • La Plataforma de Asociaciones de Acción escolar puntual para los adolescentes malgaches (ASAMA) y post-ASAMA, una ONG de Madagascar que desarrolló un proyecto para impulsar los Objetivos de Desarrollo del Milenio estableciendo acuerdos con las autoridades nacionales y con 66 ONG. El programa ofrece cursos de alfabetización y formación profesional en un país con 40% de analfabetos y ayuda a sus graduados a buscar empleo o a crear sus propias empresas. Este proyecto se ha replicado en Burkina Faso y Chad.
  • La ONG chilena Escuela Juan Luis Vives de Valparaíso, premiada por su programa Alfabetización de las personas privadas de libertad, que brinda educación formal básica a prisioneros para ayudarles a reinsertarse en la sociedad una vez cumplidas sus penas. El proyecto ha logrado resultados significativos y ayudado a superar problemas de aprendizaje a numerosos internos.
  • La Asociación “Svatobor” de Eslovaquia, galardonada por su programa ‘Romano Barado’, que ayuda a población de etnia gitana a superar la exclusión social y ejercer sus derechos humanos fundamentales. Aplica un concepto muy innovador que relaciona la sostenibilidad ambiental con la nutrición y la formación profesional. Entre otras actividades, el programa enseña agricultura para ayudar a los estudiantes a mejorar sus cosechas, facilita la sostenibilidad ecológica y amplía las opciones educativas de comunidades marginadas, lo cual contribuye en última instancia a que las poblaciones rom se asienten e integren en las comunidades locales.

 

 

Cada uno de los cinco proyectos ganadores recibirá 20.000 dólares, un diploma y una medulla durante una ceremonia que tendrá lugar en la Sede parisina de la UNESCO el 8 de septiembre, Día Internacional de la Alfabetización 2015.

                                                        ****