El programa sobre el derecho a la educación iniciado en Pakistán se propone escolarizar a 50.000 niñas más en zonas remotas del país

La UNESCO y el gobierno de Pakistán han inaugurado oficialmente un programa de tres años de duración titulado Derecho de las Niñas a la Educación, con el fin de brindar más apoyo a las niñas para que puedan acceder a la educación de calidad y la adquisición de competencias en las zonas remotas del país.

En un mensaje en formato de vídeo presentado en la ceremonia inaugural que tuvo lugar en Islamabad el 8 de octubre, la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, afirmó: “Esta importante iniciativa  refleja el hondo compromiso del gobierno de Pakistán de apoyar la educación de las niñas en tanto que una cuestión de derechos humanos y como estrategia decisiva para el desarrollo humano y la paz”.

El programa cuenta con el apoyo del Fondo de Fideicomiso Malala, un acuerdo suscrito en Islamabad en 2014 por la Sra. Bokova y el Sr. Baligh Ur Rehman, Ministro de Estado de Pakistán para la educación federal y la formación profesional. El proyecto se desarrollará en los tres próximos años en 12 distritos en los que la escolarización es particularmente baja, hay altas tasas de analfabetismo entre los adultos, en especial entre las mujeres, y escasa retención de las niñas en la enseñanza primaria.

Por conducto de las organizaciones de la sociedad civil y en el nivel comunitario, el programa se propone escolarizar a 50.000 nuevas alumnas de primaria, aumentar las tasas de retención y mejorar los resultados del aprendizaje, mediante la mejora del acceso, la calidad y la seguridad de los contextos de aprendizaje.

En el video inaugural, la Sra. Bokova declaró: “En el mundo entero, y también en Pakistán, se han registrado enormes progresos desde el año 2000, pero todavía hay 31 millones de niñas en edad de cursar estudios primarios que están sin escolarizar y tres millones de ellas se encuentran en Pakistán. Nosotros nos hemos comprometido a hacer todo lo posible para que tengan acceso al aprendizaje de calidad, para empoderarlas y que puedan contribuir plenamente a la sociedad”.

“Esta labor es fundamental” –añadió- “para alcanzar los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible, que reconocen a la educación como un derecho humano esencial para la sostenibilidad del desarrollo”.

A la ceremonia asistieron funcionarios y representantes de los gobiernos federal, provincial y regional de Pakistán, parlamentarios, organizaciones de la sociedad civil, profesores universitarios y asociados en las tareas del desarrollo.

En su discurso inaugural, el Sr. Baligh Ur Rehman expresó su gratitud hacia la Oficina de la UNESCO en Islamabad por los esfuerzos que realizó para dar los toques finales al programa y escoger los distritos donde se aplicará, en colaboración con el ministerio.

“Nos proponemos homogeneizar el sistema educativo de Pakistán, en lo tocante a los planes de estudio, la enseñanza, el contexto y las instalaciones escolares. Consciente de las exigencias y necesidades de la enseñanza moderna, el gobierno se propone introducir las TIC en todas las escuelas del país”, declaró el ministro.

La representante de la UNESCO en Pakistán, la Sra. Vibeke Jensen, manifestó su sincero agradecimiento al gobierno de Pakistán.

La ceremonia inaugural concluyó con la actuación de un grupo de estudiantes de la Escuela Elemental de Rawalpindi, en la que se destacó la importancia de la educación y el empoderamiento de las niñas.

Tras la ceremonia se realizó un debate de mesa redonda en el que las delegadas de las asambleas provinciales de Beluchistán y Khyber Pakhtunkhwa, y representantes de la sociedad civil y las universidades intercambiaron puntos de vista acerca de la educación de las niñas.  La Sra. Maki Hayashikawa, de la Sede de la UNESCO, presentó la perspectiva mundial sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible para después de 2015, con especial atención a las metas y los indicadores del ODS 4.