Un programa depara la prevención de una nueva situación de emergencia en lo relativo al ébola en Liberia

13 junio 2017

En Liberia, después del brote del virus de ébola, tiene lugar actualmente un programa de rehabilitación y promoción de la salud, basado en la colaboración conjunta con la UNESCO y la Fundación ORAPI Higiene.

La dramática epidemia de virus de ébola ocurrida entre 2013 y 2016 en la región de África Occidental cobró más de 4,700 víctimas en Liberia, en donde se registraron más de 10,500 casos de personas enfermas. Los jóvenes, y en particular las niñas, fueron los más gravemente afectados.

La amenaza del ébola persiste

Aunque se haya declarado a Liberia libre de la enfermedad, se continúan realizando esfuerzos con miras a reducir los riesgos de nuevos brotes de epidemia.

A partir de julio de 2016, se puso en práctica un proyecto conjunto de promoción de la salud gracias a la colaboración entre la UNESCO y la Fundación ORAPI Higiene. El proyecto tiene como objetivo dar respuesta a determinadas necesidades prioritarias del sector educativo y contribuir a fomentar entornos escolares más sanos, así como a impedir que la enfermedad reaparezca y a prevenir las epidemias vinculadas con otras enfermedades infecciosas. 

El programa conjunto UNESCO-ORAPI tiene como objetivo garantizar que los alumnos, los docentes y los miembros de las diferentes comunidades puedan aplicar los protocolos sanitarios y de seguridad en las escuelas, y recurrir a los materiales educativos.

La implementación se efectúa bajo los auspicios de la dirección de la Asociación Nacional de Docentes de Liberia (NTAL, por sus siglas en inglés), conjuntamente con el Ministerio de Educación de la República de Liberia y el respaldo de la Antena de la UNESCO en Liberia, previa consulta de otros asociados tales como los organismos de las Naciones Unidas y de la sociedad civil.

90 docentes para llegar a 60,000 alumnos

Las actividades relacionadas con este proyecto se llevarán a cabo durante un periodo de tres años. La primera fase de éste benefició al condado de Nimba, el segundo más poblado del país. En estos momentos, el proyecto ha comenzado una transición exitosa hacia su segunda fase, después de haber llegado ya al 74% de la totalidad de los alumnos destinatarios en su inicio. Esto implica que durante las dos fases siguientes las actividades llegarán a un número de alumnos mucho más grande que los inicialmente previstos.

Desde la creación del programa, esta colaboración única en su tipo:

  • Ha proporcionado una formación integral a 90 docentes que no se habían beneficiado de ningún acompañamiento previo, además de un curso de perfeccionamiento a los restantes;
  • Ha permitido que 100 escuelas entre las más afectadas por el virus del ébola y con mayores necesidades de materiales de capacitación y de higiene, reciban documentos con información sobre enfermedades infecciosas, la enfermedad del virus del ébola y la visión común agua, saneamiento e higiene (WASH, por sus siglas en inglés).
  • Ha logrado la desinfección de dos pozos comunitarios situados a proximidad de la escuela.

En 2017, las actividades comenzarán a implantarse en el condado de Bong

Un taller de capacitación suplementario es indispensable para la prevención de nuevas situaciones de emergencia sanitaria

Stevenson Seidi, administrador en el plano nacional del programa de la UNESCO en Liberia, indicó que el desarrollo de los conocimientos y de las competencias en las comunidades escolares constituye una medida de prevención de las crisis en el sector de la salud pública.

‘‘Más allá de la enfermedad provocada por el virus del ébola necesitamos también la prevención de otras enfermedades expandidas por Liberia, entre las que figuran las infecciones de transmisión sexual”, declaró.

Esta colaboración es parte del marco de la respuesta de la UNESCO a la epidemia del ébola (en inglés), centrada en el reforzamiento de la capacidad del gobierno a recuperarse de la epidemia, así como en la prevención de futuras emergencias en el ámbito de la salud pública.

Enlaces