Nuevo informe: Las potencias emergentes pueden acelerar sus avances en educación mediante el fortalecimiento de la cooperación

Un nuevo informe de la UNESCO recomienda mayor colaboración entre las cinco economías emergentes que más esfuerzos han dedicado a mejorar la calidad de sus sistemas educativos para impulsar nuevos avances en esta materia.

BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica): Construir la Educación para el Futuro es el primer análisis en profundidad centrado en los éxitos y retos de la educación en estos países. En la actualidad, en los BRICS se educa al 40 % de la población mundial.

Una de las principales conclusiones del informe es que los BRICS han aplicado políticas innovadoras para mejorar la calidad educativa y fomentar la formación técnica y profesional y la educación superior. Por ejemplo, Brasil ha implementado uno de los sistemas de evaluación más completos del mundo: una combinación de datos –como la tasa de escolarización o de finalización de estudios– permite fijar los objetivos de mejora e impulsar las reformas. En India, la puesta en marcha de una nueva ley que obliga a las empresas a invertir el 2% de sus beneficios en actividades de responsabilidad social corporativa muestra el camino a los gobiernos que buscan la forma de financiar los niveles superiores de la educación y el desarrollo de competencias.

El informe destaca la rápida expansión de la educación superior, especialmente en China, donde entre 1999 y 2012 se quintuplicó con creces. En la Federación de Rusia, los esfuerzos para aumentar los intercambios y la cooperación entre estudiantes y universidades como la BRICS Network University, liderada por este país, enriquecen el aprendizaje. La reforma educativa de Sudáfrica, que se ha centrado en superar las desigualdades del apartheid, es un valioso ejemplo para los países que luchan contra la discriminación.

India y China, que poseen los mayores sistemas educativos del mundo, y el resto de países que componen el grupo BRICS, se han comprometido a seguir aumentando los esfuerzos, lo que les otorga un gran potencial para erigirse en líderes en materia de enseñanza de calidad. A su vez, millones de estudiantes disfrutarán de los mejores sistemas de aprendizaje para obtener los conocimientos y competencias más adecuados para transformar las sociedades y las economías.

BRICS: Construir la Educación para el Futuro concluye con 12 recomendaciones que subrayan las áreas claves en las que se debe cooperar para mejorar los sistemas educativos, la educación superior y el desarrollo de competencias.

“Los BRICS ya han transformado el mapa mundial de la educación gracias a la escolarización de millones de estudiantes, la creación de centros de aprendizaje de categoría internacional, el fomento de la innovación y compartiendo su experiencia y sus conocimientos. Un fortalecimiento de la cooperación educativa entre los BRICS respaldado por la UNESCO permitiría a estos países proseguir las mejoras en los niveles educativos y alcanzar en menos tiempo la sostenibilidad a largo plazo”, dijo la Directora General, Irina Bokova.

Aunque los BRICS han conseguido avances importantes, todavía hay margen de mejora. En algunos países, las reformas económicas, la descentralización y la privatización de la educación han provocado la acentuación de las desigualdades: los niños pobres son los que más a menudo reciben una educación de baja calidad. A pesar de la gran expansión de la educación en los últimos años, sólo uno de cada cinco jóvenes alcanza la educación superior en India, y uno de cada cuatro en China.

Además, la pobreza y la desigualdad de género siguen reflejándose en el ciclo de aprendizaje y pueden influir negativamente en la capacidad de estudio de los niños. Las comunidades con problemas de alimentación deben afrontar los daños provocados por la malnutrición, que afecta de forma irreversible a la capacidad de aprendizaje.

Durante la Sexta Cumbre de los BRICS, celebrada en Brasil el 15 de julio de 2014, los líderes de estos países declararon que la educación es la clave para el éxito a largo plazo y reconocieron la necesidad de incrementar las inversiones en educación para luchar contra las injusticias y continuar alimentando el crecimiento económico.

“Para lograr avances en una economía basada en el conocimiento, es necesario reforzar la cooperación educativa para establecer vínculos horizontales entre los países del grupo BRICS”, afirmó Dilma Rousseff, presidenta de Brasil, durante la Cumbre BRICS 2014.

Los BRICS ya participan en acuerdos de colaboración globales relacionados con la educación. Estos países han desempeñado un papel importante en la iniciativa Educación para Todos (EPT), coordinada por la UNESCO. Brasil, China e India pertenecen al grupo E-9 de países muy poblados, iniciativa que trata de mejorar la cooperación para alcanzar la Educación Para Todos.

Desde 2013, la UNESCO ayuda a los BRICS a fortalecer la cooperación educativa para multiplicar las oportunidades formativas de los millones de jóvenes que viven en estas cinco economías emergentes.

                        ****

Consulte el informe (en inglés): BRICS: Building Education for the Future

Contacto de prensa: Sue Williams / +33 (0)1 45 68 17 06 / s.williams(at)unesco.org

Síganos en Twitter: @UNESCO_es