“Necesitamos defensores de la Libertad de Expresión”: Entrega en Riga del Premio UNESCO/Guillermo Cano de Libertad de Prensa 2015

La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, entregó el domingo el prestigioso premio mundial UNESCO/Guillermo Cano de Libertad de Prensa 2015 al periodista sirio actualmente encarcelado Mazen Darwish. La ceremonia de entrega del premio tuvo lugar en la Biblioteca Nacional de Letonia, en Riga, en presencia del presidente de Letonia, Andris Bērziņš. Laimdota Straujuma, primer ministro letón, estuvo igualmente presente, junto al ministro de Relaciones Exteriores, Edgars Rinkēvičs y el ministro de Cultura, Dace Melbārde. Ulla Koski, vicepresidente de la Fundación Helsingin Sanomat, también participó en el acto.

Tras rendir homenaje al premiado, el presidente Bērziņš abogó por “la mejora de la calidad de los medios de comunicación masivos”, y pidió “apoyo práctico al periodismo de investigación y una prensa diversa, independiente y libre que fortalezca el paisaje mediático”. “La capacidad de nuestras sociedades para evaluar y analizar la información que ofrecen los medios de comunicación masivos es tan importante como otros factores. En tiempos turbulentos a escala internacional, la libertad de expresión equivale a un periodismo profesional y honesto. La libertad de los medios y la necesidad de que éstos actúen con profesionalismo van de la mano”, dijo el presidente.

Por su parte, Bokova apuntó: “Hoy más que nunca, necesitamos defensores de la libertad de expresión. Y por eso estamos aquí reunidos, para honrar a una persona que nunca ha cejado en su lucha por la libertad de publicar, de hablar y de ser escuchado”.

Yara Bader, directora del Centro Sirio para los Medios y la Libertad de Expresión (CMFE) y esposa del periodista premiado, aceptó el premio en nombre de Mazen Darwish, encarcelado desde febrero de 2012.

“Mazen Darwish es una de esas raras personas caracterizadas por un profundo sentido de la moral que toma conciencia de las responsabilidades éticas de la humanidad antes que los demás”, dijo Yara Bader. “Escogió por voluntad propia dedicar más de diez años de su vida a ese compromiso. Es mucho lo que dio a nivel personal cuando regresó y trabajó en Siria a pesar de las condiciones represivas que imperan allí”, añadió Bader en un conmovedor discurso que pronunció con ayuda de un intérprete.

Darwish es uno de los más destacados defensores de la libertad de prensa en Siria. Preside el CMFE y es miembro fundador de varios medios independientes críticos con el conflicto en el país, entre ellos el diario Voice, la revista Media Club y syriaview.net, un sitio web de información prohibido por las autoridades sirias. A pesar de que numerosas organizaciones de derechos humanos, ONG especializadas en libertad de expresión, organismos integubernamentales y dependientes de la ONU han pedido su liberación en reiteradas ocasiones, permanece en prisión, al igual que sus colegas Hani Al-Zitani y Hussein Ghareer.

Ana María Busquets de Cano, viuda del periodista colombiano asesinado Guillermo Cano que da su nombre al premio, se refirió a los periodistas que lo han recibido a lo largo de los años y dijo: “Las historias de vida de quienes han recibido este premio son recordatorios de que algunos valores del periodismo, como la independencia, la responsabilidad y la búsqueda del bien común no pueden perderse ni atenuarse”.

El presidente del jurado internacional que concedió el premio, Ko-Ko U, se hizo eco de esa idea y aseguró que Darwish ha recibido el premio “por su carrera profesional y por su sacrificio personal de más de un decenio en el que ha sufrido acoso incesante, prohibición de viajar, detenciones y tortura”.

Antes de la entrega del Premio, Bokova inauguró los actos por el Día Mundial de la Libertad de Prensa en la Biblioteca Nacional de Riga, donde la UNESCO y el ministerio letón de Relaciones Exteriores coorganizaron una conferencia internacional en la que participaron más de 90 oradores, 450 periodistas, expertos en libertad de expresión, sociedad civil, representantes gubernamentales, miembros de la ONU y docentes de más de 80 países.

En la conferencia intervinieron, entre otros, David Kaye, Relator Especial de la ONU para la libertad de Expresión; Doug Frantz, secretario de Estado Adjunto de Estados Unidos para Asuntos Públicos; Anda Rožukalne, presidenta de la asociación de periodistas de Letonia; Ilze Jaunalksne, presentadora del programa de televisión letón “Nekā Personīga”; Cilla Benko, Directora General de la Radio Sueca; Peter Greste, corresponsal de Al Jazeera que estuvo encarcelado debido a su trabajo; Hamid Mir, presentador de GEO TV, que sobrevivió a un intento de asesinato en Pakistán; María Ressa, presidenta del sitio web informativo Rappler; y Xavier Bonilla,“Bonil”, caricaturista ecuatoriano.

Creado por el Consejo Ejecutivo de la UNESCO en 1997, el premio anual UNESCO/Guillermo Cano honra a una persona, organización o institución que haya hecho una contribución destacada a la defensa y/o promoción de la libertad de prensa en algún lugar del mundo, en particular en situaciones de peligro.

Dotado con 25.000 dólares, el premio se creó en memoria de Guillermo Cano Isaza, periodista colombiano asesinado en Bogotá el 17 de diciembre de 1986 frente a las oficinas del diario El Espectador, en el que trabajaba. El galardón está financiado por la Fundación Cano (Colombia) y la Fundación Helsingin Sanomat (Finlandia).