Un mundo de carnavales

montaje_web_1.jpg

© UNESCO
27 febrero 2017

¡Es carnaval! Esta tradición se festeja normalmente justo antes de que empiece el periodo de la Cuaresma cristiana. El carnaval, cuya fecha exacta de inicio varía cada año siendo normalmente en febrero o principios de marzo, empieza normalmente un jueves y finaliza el martes siguiente, el conocido como ‘Martes de carnaval’ o ‘Mardi gras’, seguido al día siguiente por un último acto, llamado en algunas latitudes el entierro de la sardina.

La celebración del carnaval mezcla diferentes elementos como los disfraces, los desfiles y las fiestas en la calle que presentan ciertas diferencias según el país y la localidad en cuestión.  El carnaval se caracteriza por ser un momento de permisividad, alegría y cierto descontrol. Los carnavales recogen elementos de tradiciones precristianas, como las saturnales, los festejos en honor a Dionisio o Baco, y también incorporan características de algunas fiestas andinas prehispánicas y de origen afroamericano. En general, los antropólogos consideran el carnaval como el heredero de los antiguos ritos de celebración del fin del invierno y la inminente llegada de la primavera, el ocaso de la oscuridad y el regreso de la luz.

De Oruro, en Bolivia, a Recife, en Brasil o a Barranquilla, en Colombia, pasando por El Callao (Venezuela), pero también en Croacia, Bélgica, Austria o Hungría, varias de estas festividades forman parte de la Lista Representativa del patrimonio inmaterial de la humanidad. ¡Conócelas y disfrútalas!