El ministro Gentiloni afirma que “Italia colabora con todos los asociados para fortalecer la diplomacia cultural en el mundo”

El 2 de junio, la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, recibió al Ministro de Relaciones Exteriores de Italia, el Sr. Paolo Gentiloni‎, para hablar sobre la cooperación con la UNESCO, especialmente en lo que respecta a la protección del patrimonio cultural objeto de ataques, en el contexto de la pequeña reunión ministerial que la coalición anti-Daesh celebró ese mismo día en París.

“Italia se cuenta entre los más firmes asociados y defensores de la UNESCO, y debemos concentrar nuestros esfuerzos en hacer cumplir la resolución 2199 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en la lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales, así como la decisión adoptada recientemente por la UNESCO sobre el patrimonio cultural en zonas en conflicto, patrocinada por Italia en el Consejo Ejecutivo”, dijo la Directora General.

“No deberíamos tener que elegir entre salvar vidas humanas y proteger el patrimonio, ya que ambas acciones están intrínsecamente relacionadas”, recordó el Ministro, que mencionó también la función que desempeña Italia en la protección del patrimonio cultural y, en particular, su compromiso de luchar contra el saqueo y el tráfico ilícito de bienes culturales para financiar el terrorismo.

El Ministro destacó además el firme compromiso de Italia con la ejecución de las actividades de la UNESCO, principalmente por conducto de los centros de la Organización en Trieste, Perugia y Venecia. “Estamos orgullosos de albergar un centro de excelencia en investigación e innovación científicas como el CIFT de Trieste, y trabajamos también en la elaboración de una estrategia a largo plazo para la Oficina de la UNESCO en Venecia”.

“Italia trabaja en pro de la protección del patrimonio cultural en todo el mundo, desde Libia hasta Egipto, desde Myanmar hasta el Afganistán, y necesitamos más que nunca la capacidad técnica y el compromiso de Italia en los tiempos difíciles por los que atravesamos, en los que el patrimonio se encuentra en primera línea de los conflictos modernos”, concluyó la Directora General.