El ministro de Exteriores de Rusia considera que la UNESCO debe estar en primera línea en tiempos turbulentos

El ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguéi Lavrov, subrayó hoy la importancia de la UNESCO en su discurso en la 38ª reunión de la Conferencia General, pronunciado en el contexto del 70º aniversario de la Organización.

“Es difícil evaluar la importancia de la UNESCO, que ha dado pruebas de ser una base fiable de la arquitectura mundial, un foro reconocido para la protección del patrimonio espiritual y cultural”, dijo Lavrov. 

El canciller alentó a la Organización a estar preparada para actuar tan pronto como los extremistas sean expulsados de los territorios que albergan sitios del Patrimonio Mundial. 

“La UNESCO debería enviar misiones para evaluar los daños causados y preparar planes de restauración para estos valiosos sitios religiosos y culturales”, agregó Lavrov. 

Antes de su intervención en el pleno, Lavrov y la Directora General mantuvieron una reunión bilateral en la que hablaron sobre el papel de la UNESCO en la respuesta a los desafíos actuales. 

“Apreciamos de manera especial los esfuerzos de la UNESCO para salvaguardar el patrimonio cultural de Siria y de Iraq, así como su papel en la promoción del diálogo intercultural y en la prevención de la radicalización de los jóvenes por medio de la educación”, dijo Lavrov. 

Bokova agradeció el apoyo expresado por el canciller: “La Federación de Rusia tiene un potencial educativo, científico y cultural enorme y valoro profundamente su participación y apoyo en nuestras iniciativas regionales y mundiales”, dijo la Directora General. 

La Directora General agradeció también que la Federación de Rusia acoja, en diciembre próximo, la 4ª reunión de la Junta Consultiva Científica del Secretario General de las Naciones Unidas y subrayó el valor de la misma en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. También destacó el compromiso de la UNESCO para impulsar la relación entre ciencia y política.