Manon Van Hoorebeke: Una niña de la era digital con una misión durante la Semana del Aprendizaje mediante Dispositivos Móviles (MLW)

Manon Van Hoorebeke, de 12 años de edad, tiene dos sueños: lograr que más niñas se interesen en la tecnología y lograr que en las escuelas se enseñe más tecnología.

Manon, que es oriunda de Bélgica, fue elegida en 2014 Niña Europea del Año en asuntos digitales, y participó en la Semana del Aprendizaje mediante Dispositivos Móviles (MLW) de la UNESCO, como miembro de una mesa redonda celebrada el 10 de marzo de 2016, en la que se debatió sobre cómo mejorar la pedagogía y la pertinencia del aprendizaje.

En una entrevista realizada tras el evento, Manon habló sobre cómo aprendió a programar a los siete años de edad y cuánto le gustaría ahora que un mayor número de niñas comprendieran las enormes posibilidades creadoras de la tecnología.

Su interés se despertó cuando empezó a asistir a un club de informática gratuito de Bélgica, el CoderDojo, que es parte de un movimiento mundial de voluntarios que organizan clubes de programación para jóvenes de 7 a 17 años.

La programación es divertida

“De veras me gustó, porque era divertido, cada uno podía hacer lo que quería, no era como las tareas escolares, y era verdaderamente creativo. Al final, uno se podía decir: “esto lo hice yo misma”, dijo.

Manon empezó a usar el programa Scratch y pronto fue capaz de elaborar sus propios juegos, que ahora describe como “parecidos a Pacman y Mario Brothers”.

Sin embargo, se dio cuenta que había mucho menos niñas que niños en el club y más tarde, cuando presentó en la escuela sus competencias en materia de programación, comprobó que las chicas estaban interesadas, pero eran renuentes a reconocerlo.

“Cuando mencionas la palabra ‘tecnología’ a las niñas, a menudo responden que eso es únicamente para los niños o que es asunto de juegos de guerra, pero no se trata sólo de eso. Es una actividad creativa, de modo que cualquiera que sea el tema que te interese, puedes aplicarle la programación. Si te gustan los zapatos, quizá puedas diseñar zapatos con luces o puedas diseñar ropa”, afirmó Manon.

Niña Europea del Año en asuntos digitales

Manon decidió que quería contribuir a que otras niñas se interesaran y empezó a trabajar de tutora en el club, usando el programa Arduino para asistir a otros niños, en particular a otras niñas.

Desde entonces, su labor ha sido reconocida con el premio Niña Europea del Año en asuntos digitales, y también participó en el evento Niñas en la Tecnología, que tuvo lugar en París en 2015, ha hecho uso de la palabra ante el Parlamento Europeo y ha pronunciado una conferencia en Gante, en el ciclo de reuniones Ted Talk. Manon escribe acerca de su vida y sus experiencias en un blog titulado Better be a digital girl.

También le gustaría que en las escuelas aumentara la enseñanza de la tecnología.

“En mi colegio la maestra sólo dispone de un ordenador y en realidad no tenemos mucho tiempo para usarlo”, dijo. “Yo puedo aprender cualquier cosa mejor y más rápidamente si puedo hacerlo por mí misma”.

Próxima etapa: “Hackerspace”

Su próximo proyecto es crear su propio “hackerspace”, un ámbito que las niñas puedan visitar para aprender sobre las diversas maneras en que pueden usar la tecnología y sobre las interesantes perspectivas de carrera que la tecnología puede abrir.

Y también, piensa en diseñar su propia aplicación ideal para que las niñas puedan acceder de manera instantánea a la información sobre tecnología de una manera sencilla y estimulante.

Cuando se le preguntó qué podría hacer la UNESCO para lograr que un número mayor de niñas participaran en cuestiones de ciencia y tecnología, Manon respondió: “La UNESCO está presente en todo el mundo. Tan sólo tienen que asegurarse de que las niñas reciban información sobre la tecnología y sobre cómo relacionarse con ella desde los primeros años de la vida. Es preciso que adquieran esos conocimientos en la escuela, desde el principio”.

Enlaces