Estado mundial de la investigación sobre el océano - Conferencia Internacional

Acidificación, aumento del nivel del mar, calentamiento del agua, papel de los ecosistemas marinos: el conocimiento del mundo marino ha progresado a un ritmo sin precedentes en los últimos 15 años. La Conferencia Internacional sobre investigación oceánica, que se celebra del 17 al 21 de noviembre en Barcelona (España), permitirá a la comunidad científica hacer un inventario del estado actual de la investigación en el mundo y diseñar una hoja de ruta para los próximos años. El objetivo es también abogar por que la problemática del océano figure en la agenda política internacional.

Se espera la asistencia de unos 600 expertos de más de 70 países a la conferencia, organizada conjuntamente por la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la UNESCO (COI), la Fundació Navegació Oceànica Barcelona y The Oceanography Society. Entre ellos figuran Jane Lubchenco, de la Universidad estatal de Oregón (Estados Unidos); Daniel Pauly, del Centro de pesca de la Universidad de Columbia Británica de Vancouver (Canadá); Shin-ichi Uye, de la Universidad de Hiroshima (Japón); Patricia Miloslavich, de la Universidad Simón Bolívar de Caracas (Venezuela), y Coleen Moloney, directora del Instituto de Investigación Marina de Ciudad del Cabo (Sudáfrica).

Desde la primera Conferencia Internacional sobre Investigación Oceánica, que tuvo lugar en la Sede de la UNESCO en junio de 2005, la ciencia marina ha avanzado considerablemente, gracias sobre todo a programas científicos internacionales –como el Sistema Mundial de Observación de los Océanos o el Sistema de Información Biogeográfica sobre los Océanos– que permiten a los científicos trabajar en red y compartir datos. Así, el Censo de la Vida Marina, un estudio realizado por más de 300 científicos y publicado en 2010, mejoró el conocimiento de la biodiversidad de los fondos marinos.

Las ciencias del mar también han avanzado considerablemente gracias al desarrollo de robots que permiten recoger multitud de datos.

Además, fenómenos poco conocidos hace pocos años como la hipoxia, o falta de oxígeno en ciertas zonas acuáticas que se convierten por ello en “zonas muertas”, están hoy bien documentados. Estos temas y otras problemáticas tan cruciales como la situación de los arrecifes coralinos, los efectos de la sobrepesca, las consecuencias del cambio del clima polar, o la gobernanza de los océanos figuran en el programa de la Conferencia.

El océano, primer productor de oxígeno, desempeña un papel de “pulmón” del planeta tan importante como el de los bosques. Al absorber casi un cuarto de las emisiones de CO2 que la actividad humana vierte en la atmósfera, tiene también un papel regulador determinante en el cambio climático. Pero el aumento de las emisiones de CO2 se traduce en una acidificación del agua del mar que constituye una amenaza para los corales y los crustáceos.

Pese a ello, el océano ha ocupado hasta ahora un lugar marginal en las negociaciones internacionales sobre el clima, concentradas sobre todo en las emisiones terrestres de dióxido de carbono. Otro de los objetivos de la conferencia es por lo tanto fomentar la toma de conciencia de este problema de cara a la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP21), que tendrá lugar en París en 2015.

***

Acreditación en línea

Más información sobre la conferencia

Contactos: Agnès Bardon, Servicio de prensa de la UNESCO.  Teléfono: +33 (0) 1 45 68 17 64, a.bardon(at)unesco.org

Isabel Genis, Fundació Navegació Oceànica Barcelona. Móvil: (+34) 692714000, igenis@fnob.org