Las escuelas del norte de Malí están paralizadas, constata una misión conjunta de la UNESCO y el gobierno maliense