Enseñanza superior: fomentar la sostenibilidad

La enseñanza superior desempeña un papel esencial en el logro del desarrollo sostenible mediante la investigación, la enseñanza y la práctica, como se afirmó en la conferencia internacional de Aichi-Nagoya organizada por la Universidad de las Naciones Unidas en colaboración con la UNESCO el 9 de noviembre de 2014.

"Los establecimientos de enseñanza superior son plataformas esenciales para las colaboraciones innovadoras. En ellos se congregan investigadores, responsables de la formulación de políticas, la sociedad civil y el sector privado con objeto de idear e impartir conocimientos y adoptar medidas en pro del desarrollo sostenible", declaró la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, en la apertura de la conferencia, celebrada en la Universidad de Nagoya que se puede preciar de tener seis premios nobeles, entre ellos dos galardonados este año en el campo de la física por un invento que permite economizar energía.

La conferencia tenía por finalidad celebrar los logros de varias iniciativas de enseñanza superior a lo largo del Decenio de las Naciones Unidas de la Educación para el Desarrollo Sostenible (2005-2014) y renovar los compromisos a fin de aportar contribuciones más duraderas después de 2014.

"El estudio de la sostenibilidad debe pasar a ser más transversal, aun si la diversidad de los temas enfocados en los últimos diez años ha sido muy rica", dijo el rector de la Universidad de las Naciones Unidas, David Malone. Del cambio climático a la ordenación de los recursos naturales, la UNU ha hecho gran hincapié en el estudio de la sostenibilidad con la creación de ocho programas de maestría.

El Dr. Michinari Hamaguchi, presidente de la Universidad de Nagoya, señaló que a pesar del rápido desarrollo registrado en los últimos decenios Asia se sigue enfrentando a los problemas de la pobreza, las desigualdades y la contaminación ambiental, cuya resolución exige una cooperación más estrecha. La Universidad de Nagoya está estableciendo "campus satélite" en siete países asiáticos y hará las veces de centro nodal para estrechar las relaciones entre universidades de la región.

Tanto el Sr. Hakabun Shimomura, Ministro de Educación, Cultura, Deporte, Ciencia y Tecnología, como el Sr. Shigeo Kitamura, Ministro de Estado para el Medio Ambiente, afirmaron el compromiso de su país en la promoción de la educación para el desarrollo sostenible mediante la investigación, la formación y la creación de redes.

La conferencia brindó también la oportunidad de destacar los principales problemas para la transformación de los establecimientos de enseñanza superior, haciendo hincapié en la generalización de las prácticas innovadoras en materia de desarrollo del aprendizaje y el conocimiento y la investigación al respecto.

Los resultados de esta conferencia se reflejarán en los debates que se sostengan en la Conferencia mundial de la UNESCO sobre educación para el desarrollo sostenible que dará comienzo el 10 de noviembre.

Celebrada con el tema "La enseñanza superior después de 2014", esta conferencia internacional fue organizada por la Universidad de las Naciones Unidas en colaboración con la UNESCO, el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas (DAES), el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, la iniciativa del Pacto Mundial de las Naciones Unidas sobre los Principios para una Educación Responsable en Gestión y la Asociación Internacional de Universidades.

El mismo día, la Directora General participó en una ceremonia de entrega del certificado de inclusión del "Washoku", tradiciones culinarias de los japoneses, en particular para la celebración del Año Nuevo" en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, de la UNESCO. La inclusión tuvo lugar en diciembre del año pasado, junto con otros 21 elementos del patrimonio vivo del Japón.

"Deseo expresar mis sinceras felicitaciones al Japón y rendir especial homenaje a las autoridades japonesas por sus denodados esfuerzos por promover la importancia del patrimonio inmaterial en el plano mundial", declaró la Directora General. "El Japón es un paladín del patrimonio cultural y un enaltecedor ejemplo de la forma en que el patrimonio inmaterial es el vector de nuestros valores, nuestras identidades, así como de nuestros conocimientos y nuestras maneras de convivir."

Hizo entrega del certificado al Ministro de Educación, Cultura, Deporte, Ciencia y Tecnología, al Ministro de Estado de Agricultura y al presidente de Washoku, Japón.

"Hubo alborozo en el país cuando se anunció esta decisión. El Washoku refleja el respeto del Japón por la naturaleza. Ello reforzará el reconocimiento del Washoku en el extranjero y ayudará a transmitir mejor estas tradiciones a las generaciones futuras", declaró el Ministro Shimomura.