El arzobispo Desmond Tutu, ganador del premio UNESCO/Bilbao 2012 para la Promoción de una Cultura de los Derechos Humanos